La FEHT carga de nuevo contra Lopesan

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

El cisma empresarial abierto entre la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) y la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) a raíz del expediente de modernización del hotel Riu Oasis (al que se opone Lopesan) se reaviva. La asamblea de la CCE votó hoy, a petición de la FEHT, poner fin al convenio suscrito hace ya un año entre Lopesan y la patronal y por la que el grupo turístico, que abandonó casi por completo la sectorial que preside Fernando Fraile dejando sólo el hotel Ifa Faro, se sienta con voz aunque sin voto en la junta directiva. La votación que se hizo de forma secreta a petición expresa de la FEHT acabó con 50 votos a favor del convenio, 34 noes y dos abstenciones. De esta forma, el grupo Lopesan seguirá sentándose directamente y no a través de su sectorial en la mesa de la CCE. Pero el cisma es evidente por el apretado resultado de la votación y porque el presidente de la FEHT, Fernando Fraile, ya ha advertido que la sectorial tomará medidas para acabar con esta situación. Fraile entiende que la representativad del sector turístico les corresponde a ellos y no a un grupo en particular. El presidente de la CCE, Agustín Manrique de Lara, por su parte, lanzó un mensaje de unidad.

Según indicaron otras fuentes empresariales, la presencia de Lopesan en la CCE vía convenio es similar a la que siguen otras empresas cuya continuidad en la patronal nadie discute, con el añadido, según esas fuentes, de que Lopesan puede estar tanto por su presencia turística, como en la construcción y en servicios tan diversos como la cocina industrial.