La Escuela Insular de Música se tambalea

12/09/2012

La amenaza de la desaparición se cierne sobre la Escuela Insular de Música, después de que no saliera adelanta la fórmula inicial de cooperativa de profesores. Un grupo de alumnos y de padres de alumnos alerta de que el Cabildo no sabe qué hacer con ella.

La Escuela Insular de Música, la única enseñanza musical pública de Fuerteventura, vive momentos de incertidumbre. En julio, la Consejería de Educación y Cultura del Cabildo descartó la fórmula de cooperativa de profesores como alternativa de funcionamiento que había propuesto apenas unos meses antes y ahora plantea la fórmula de concurso público para una empresa privada. «Están consiguiendo el objetivo que se habían propuesto: quitarse la escuela de música de arriba y hacerla desaparecer», resume María Isabel Molina, alumna, madre de alumna y portavoz.


La desaparición es el futuro de la escuela que dibuja el grupo de padres y alumnos. «El plan de Educación y Cultura de constituir la cooperativa se ha venido abajo por dos razones: porque se trata de una figura que no asume riesgos y porque no puede existir personal con distinta categoría, unos empleados del Cabildo y otros a media jornada». Del equipo docente, 14 tienen la categoría de indefinidos e incluso figuran en el plan de empleo de la primera institución majorera, mientras que los otros 20 hubieran formando la citada cooperativa que ahora se descarta.

«No cogen ni el teléfono». La alternativa de una empresa privada que gestionaría la Escuela de Música tampoco convence a la portavoz de un grupo de alumnos y de padres. «Los empleados indefinidos del Cabildo no querrán pasar a formar parte de la privada y verán peligrar su puesto de trabajo».


La situación «se les ha complicado de tal manera», denuncia la alumna y portavoz, «que ni siquiera cogen el teléfono en la sede de Puerto del Rosario cuando se llama para saber cuándo empieza el curso». De la plantilla inicial del centro, al menos tres profesores se marcharon tras finalizar el curso pasado al saber que estarían a media jornada.

La Escuela Insular «no va a desaparecer», aclara por contra el consejero de Educación y Cultura, Juan Jiménez. Hasta ahora, estaba funcionando con 34 profesores para todas sus sedes, 14 de los cuales están incluidos en el plan de empleo, «con lo que aseguramos que, sea cual sea el desenlace de esta cuestión, la Escuela Insular de Música seguirá prestando servicio en este curso 2012-2013. Lo que finalmente quedaría por resolver es si podremos contar con un número mayor de profesores y por tanto especialidades. Ese es nuestro objetivo».