El Cabildo grancanario y el Ayuntamiento capitalino han llegado a un acuerdo para dar uso al mástil de la bandera que José Manuel Soria dejó plantado en la plaza de la Fuente Luminosa. El espacio que una vez ocupó el paño de 300 metros cuadrados, será usado ahora por dos molinos de viento de pequeña potencia para generar energía eléctrica.

Nuestra bandera es la energía». Con esta frase resumen en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria el proyecto acordado con el Cabildo insular para dar uso al mástil que sirvió a José Manuel Soria en 2006 para izar la bandera de la Isla. Desde que en abril de 2007 dejara de ondear en la Fuente Luminosa, se ha estudiado qué hacer con el mástil, hasta que este año el concejal de Ordenación del Territorio, Néstor Hernández, propuso el uso del palo como soporte para colocar un molino de viento.


El gesto, que tiene un marcado acento simbólico desde el punto de vista político, colocará a la capital grancanaria en la vanguardia española de la eólica urbana, puesto que hasta ahora sólo Navarra cuenta con un aerogenerador de pequeña potencia.
 

Texto íntegro en la edición impresa.