La cuenta atrás para ubicar la planta de gas empieza a correr

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA

«Lo importante es que hemos cogido el toro por los cuernos». El toro es la decisión de ubicar la planta regasificadora prevista en Gran Canaria, los cuernos es la competencia para elaborar el plan de hidrocarburos y la frase es del presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna, al responder a cuánto tardará el plan.

El plazo de 18 meses para tramitar el plan territorial de hidrocarburos por parte del Cabildo, que ayer asumió tal competencia del Gobierno canario, por sustitución, «es máximo, no mínimo. Quizás podamos reducir los plazos a un año, pero lo iremos viendo. No lo podemos prometer». Así resumió la consejera de Política Territorial, Ana Kursón, las previsiones de su departamento para resolver la ubicación de la planta regasificadora prevista en la isla.

Respondía así a la pregunta de cuánto tardará el Cabildo en resolver la ubicación de la regasificadora, formulada por el portavoz de NC, Román Rodríguez, que había echado en cara el plazo de 90 días anunciado hace meses por el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el de 180 días que dio hace semanas el presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna. «Es imposible si se respetan las reglas y los plazos», aseguró.

Bravo de Laguna apostilló las palabras de Kursón, que indicó que el plazo dado por Soria se refería a la competencia sobre la redacción del plan. El presidente señaló que sus 180 días hubieran sido posibles si el Cabildo no tuviera que sacar otra vez a concurso la contratación externa de esos trabajos. «Antes se pasaban la pelota de una administración a otra y nosotros hemos cogido al toro por los cuernos», declaró Bravo de Laguna. La frase encendió tanto a Román Rodríguez como a la portavoz del PSOE, Carolina Darias, que pidieron hacer uso de la palabra sin que el presidente les dejara hablar en esta ocasión.

39 meses. El plazo para elaborar un plan territorial es de 18 meses, ampliable 9 más, aunque si entonces no está aprobado definitivamente el Cabildo puede solicitar una prórroga de un año para acabarlo. Son 39 meses en total. Nunca los ha cumplido.