La ciudad pierde al mes seis contenedores calcinados

La quema de contenedores calcina cada mes unos seis depósitos de basura en la capital grancanaria. En lo que va de año se ha prendido fuego a 57 unidades. Lo positivo de los datos es que la evolución de los casos es descendente: hace dos años se quemaban diez contenedores al mes.

Los datos del servicio del área de Limpieza del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria reflejan que el número de contenedores que es pasto de las llamas va en descenso: de los diez a los que se prendía fuego cada mes en 2013, se pasó a unos ocho en 2014, y alrededor de seis en lo que va del presente año.
Aún así, las cifras siguen siendo bastantes elevadas. En lo que va de año, se ha tenido que reponer un total de 57 depósitos de basura en distintos puntos de la ciudad.

Esta cantidad supone que en los últimos tres años han sido incendiados en la capital grancanaria más de 350 unidades. El peor periodo fue el comprendido entre enero de 2012 y octubre de 2013, cuando el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria perdió 196 contenedores en medio de las llamas. Otro de los momentos en los que se extendió esta práctica fue entre marzo de 2008 y los primeros días de 2009, cuando se contabilizó la quema de 184 unidades.

En la actualidad, la situación es peor en el vecino municipio de Telde, donde ya se ha contabilizado ocho casos más que en la capital grancanaria.

Una de las peculiaridades de los incendios de los contenedores de este año es que se han disparado los casos de quema de los grandes depósitos de papel y cartón. Durante 2015 se calcinaron trece unidades de este tipo -con capacidad para 3.200 litros-, cuando en todo 2014 sólo se prendió fuego a ocho.
Algo similar ocurre en los de vidrio, de 2.500 litros de capacidad: en  todo 2014 se derritieron seis contenedores, mientras que en lo que vamos de 2015 ya se ha perdido nueve.

Este año han sido quemados dieciocho contenedores de basura orgánica (10 de mil litros y ocho de 2.400 litros); nueve de vidrio; quince de envases ligeros (nueve de 2.500 litros y seis de 3.200 litros); y quince de papel y cartón (dos de 3.000 litros y trece de 3.200 litros).