La cesta de la compra, tan cara como en Bilbao

ETIQUETAS:

Las dos capitales canarias pujan por liderar el ránking de las ciudades con la cesta de la compra más cara de todo el estado. Un informe difundido este miércoles por el portal de internet Kelisto.es sitúa a Las Palmas de Gran Canaria en segundo lugar, superada sólo por Bilbao, y seguida por San Sebastián, Pamplona y Santa Cruz de Tenerife.
Los cinco primeros puestos en la lista de las ciudades con la cesta de la compra más cara de España se los reparten las tres ciudades más ricas del norte y las dos capitales canarias. El estudio conocido ayer lo difunde  el portal de internet Kelisto.es, y contempla un total de cinco valores para analizar el coste de la vida en las 52 capitales del país, con datos disponibles «a 28 de febrero de 2014». Uno de esos valores repasa el precio medio de la cesta de la compra, a partir de los datos elaborados por la Organización de Consumidores (OCU), que en sus diversas comparativas de los últimos años siempre sitúa a las capitales canarias en el grupo de cabeza de las más caras. Así, el coste medio  de la cesta de la compra en España se sitúa en 6.759,59 euros al año, en una tabla que lidera Bilbao con 7.250 euros, que supera por apenas 50 euros a Las Palmas de Gran Canaria, donde la alimentación cuesta 7.200 euros anuales, lo que significa que un vecino de esta ciudad gasta al año 431 euros más que uno de Burgos, que marca la media nacional, y 680 euros más que cualquier murciano, que con apenas  6.520 euros dispone de la cesta más barata del país. En Santa Cruz de Tenerife hacen falta 7.040 euros para hacer la misma compra.   
El mismo informe señala que el salario medio en ambas ciudades está entre los más bajos de España. Si la media nacional es de  24.368,90 euros anuales, la capital tinerfeña ocupa el puesto 39, con 22.729 euros, y la capital grancanaria se rebaja hasta el puesto 45 de un total de 54, con apenas 22.620 euros al año. 7.929 euros menos que en San Sebastián, los mejor pagados.
El de la cesta es el indicador que peor deja a las dos ciudades isleñas, porque los otros cuatro valores contemplados (vivienda, impuestos, transportes y ocio) tienen menor impacto en el bolsillo de los isleños. Sólo en Melilla el precio de la gasolina es más barato que en las dos capitales canarias.