Santa Cruz de La Palma

La capital se viste de blanco con el desfile de Los Indianos

04/02/2008

Una tonelada y media de polvos de talco caerán esta tarde sobre las calles de Santa Cruz de La Palma. La capital celebra el desfile de Los Indianos, el acto más emblemático del Carnaval palmero, que aspira a convertirse en fiesta de interés nacional. La ciudad se viste de blanco.

S anta Cruz de La Palma da hoy un salto en el tiempo y revive el pasado emigrante de la Isla. El desfile de Los Indianos, conocido ya como el Carnaval blanco, parodia el retorno a su tierra de los que lograron hacer fortuna en las Américas. La ciudad se viste de blanco para la parranda. Suenan ritmos del Caribe y huele a puros habanos. En las calles se lucen guayaberas, leontinas, pamelas y blondas.

Como marca la rigurosa tradición del Carnaval capitalino, a las 10.00 horas, en el atrio del Ayuntamiento, comenzará La Espera, un acto en el que se recibe a viejos amigos, vecinos y familiares que partieron allende los mares en busca de un futuro más esperanzador. Varios grupos de música tradicional cubana darán la bienvenida a la Negra Tomasa, y los alumnos de la Escuela Municipal de Teatro pondrán en escena tres obras.

En distintos rincones de la ciudad se han establecido escenarios en los que, a lo largo del día y de la noche, se sucederán distintas actuaciones musicales. La Plaza de Santo Domingo acogerá, a partir de las 15.00 horas, una fiesta típica cubana que amenizará Changó.

El recibimiento de Los Indianos se iniciará a las 16.30 horas con el reparto de polvos de talco en la Avenida de Los Indianos. Una tonelada y media de silicato natural de magnesio se distribuirá entre los emigrantes retornados. A las 17.00 horas se pondrá en marcha la comitiva del gran desfile que acabará, sobre las 20.00 horas, en la Plaza de La Alameda con la Verbena del Desembarco. La marcha seguirá hasta el amanecer en el recinto del Carnaval, ubicado en la Avenida Marítima, y en los diferentes escenarios musicales distribuidos por la ciudad.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan Ramón Felipe, en el Bando del Desembarco de Los Indianos, invita a los palmeros «a disfrutar de las parrandas, del sabor de la melaza y del júbilo de una fiesta con aroma a Caribe». Dice que «de la buena disposición del pueblo palmero, tan irónico como alegre, se espera que en el devenir de las fiesta no falte el humor, la abierta diversión, el sabor cubano y el respeto a las tradiciones».

Civismo.

Pero el primer edil capitalino recuerda que «no debemos olvidar las normas que inspiran las relaciones de buena vecindad, las que permiten la conservación de la limpieza en las vías públicas y el cuidado del mobiliario urbano». Pide la «colaboración de todos para que esta ciudad, también en Carnaval, sea respetuosa y tolerante, limpia aún con polvos de talco».

Polémica musical.

Los Indianos de este año, musicalmente hablando, andan revueltos. El grupo Cuarto Son, que desde hace más de diez años impulsó el recibimiento de la Negra Tomasa en el atrio del Ayuntamiento, según la programación establecida, no podrá actuar en este acto, sino en la Verbena del Desembarco, en La Alameda. La formación está muy dolida con esta decisión.

Buscando la indumentaria.

Los palmeros fieles al desfile de Los Indianos se han afanado en los últimos días en encontrar la vestimenta adecuada para participar en el singular número carnavalero. El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma puso en marcha un taller de costura para la confección de la ropa, evitando así que la indumentaria pierda su esencia. Los comercios de Santa Cruz de La Palma, como cada año, ofertan en sus escaparates ropas blancas de estilo caribeño para lucir con elegancia en la jornada más esperada del Carnaval palmero.