Juan Carlos Carracedo: «Ha surgido en el mejor escenario de los posibles»

11/10/2011

Ha dedicado su vida profesional al estudio del volcanismo de las islas oceánicas. considera que, de confirmarse, la erupción submarina de El Hierro, en el ritf activo de la isla del Meridiano, «es el mejor escenario posible». Asegura que, en tal caso, no afectará al edificio insular.

ETIQUETAS:

—¿Se han cumplido las previsiones realizadas por el Instituto Geográfico Nacional en la crisis sísmica de El Hierro?
—Todos los datos que se han manejado aquí han sido suministrados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN). Han ocurrido varios procesos importantes. Por un lado, la sismicidad se ha mantenido hasta hace muy poco a una profundidad de unos 10 kilómetros en la base de la corteza. Eso quiere decir que el sistema estaba empujando y tratando de romperla para salir a la superficie. Había dos escenarios posibles: que lo consiguiera o que no. El otro fenómeno relevante es que ha habido una migración continua de los focos de los terremotos, que empezaron al norte del Golfo y han acabado por la zona del sur, cerca de La Restinga. El Hierro tiene tres dorsales activas, y ahí está precisamente la dorsal sur que es muy interesante, porque no solo ha concentrado gran parte de la actividad sísmica en los últimos miles de años sino que tiene unas características muy especiales: cuando llega al mar no se para sino que continúa durante más de 40 kilómetros. Por las noticias que están apareciendo, todo parece apuntar que se ha dado por fin un proceso de erupción submarina a unos cinco kilómetros al sur de El Hierro y en torno a 1.000 metros de profundidad, en el rift activo.


—¿La población herreña corre algún tipo de riesgo?
—Este es el escenario más favorable que podía darse. Si obviamos el aspecto que pueda surgir una erupción que sea un atractivo turístico, la mejor solución es que se confirme una erupción submarina porque a esa profundidad no puede ofrecer peligro de ningún tipo para la población. Lo único que se notará será un burbujeo y una cierta sismicidad. Efectivamente, a partir de las diez de la noche del pasado domingo ya no ha habido sismicidad sino que se ha pasado a un tremor volcánico, una señal de largo periodo que evidencia que hay magma que está ya saliendo por un conducto. 


—¿Cuánto cree que puede durar este episodio?

—La duración de una erupción es la misma en tierra que en mar, este factor no depende de la localización. Es típico que las erupciones en Canarias duren desde unas pocas semanas hasta dos o tres meses.


—¿Existe la posibilidad de que surja otro cráter en el mismo rift?

—Es una posibilidad que no se puede descartar, porque esas erupciones fisurales precisamente se caracterizan porque pueden darse a lo largo del rift. Eso es lo que pasó en Lanzarote en 1730. Es poco probable, pero no se puede descartar.


—¿Qué precedentes hay en este tipo de erupciones?
—Erupciones submarinas hay muchísimas. He comentado varias veces que estuve en una campaña con un buque escenográfico alemán y dragamos lavas precisamente en ese rift del sur de El Hierro y del sur de La Palma que podrían perfectamente ser más recientes incluso que el Teneguía. Obviamente, hay muchas más erupciones submarinas que subaéreas, muchas más se producen debajo del agua del mar que al aire. Por lo tanto, no sería nada extraño y, repito, sería la solución más favorable porque evidenciaría que ya no hay peligro para la población.


—¿Qué características tienen estos volcanes?
—A esa profundidad, no se pueden detectar salvo por la sismicidad y si acaso algún burbujeo.


—¿Tiene este fenómeno geológico alguna similitud con el volcán Teneguía?

—Es mejor esperar para confirmarlo a través del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico en la Comunidad Canaria (Pevolca), pero repito que si se confirma que ha sido una erupción submarina y que está a 500 metros o más de profundidad, ya no hay riesgo alguno para la población.


—¿Qué supone para la investigación vulcanológica esta erupción?

—Corroborar numerosas cuestiones básicas en la geología de Canarias. Primero, que las islas se forman por un punto caliente; segundo, que el punto caliente está en la vertical de El Hierro, como ya sabíamos; tercero, que las erupciones se producen en las dorsales activas, que por eso son dorsales, y cuarto, que el mayor número de erupciones ocurre debajo del mar y no en tierra, que también es otra cosa lógica. Por último habría que añadir que los terremotos que ocurren entre Tenerife y Gran Canaria pueden estar perfectamente asociados a una erupción volcánica. En esta zona se está formando un volcán, al que los alemanes que lo descubrieron lo bautizaron con el nombre de Hijo de Tenerife, que tiene ya unos 500 metros de altura y que puede ser que tenga muchas erupciones y que sean esas erupciones las que están produciendo la sismicidad, lo que pasa es que está a casi 4.000 metros de profundidad.


—¿Hay riesgo de tsunami?
—Si la profundidad es superior a los 500 metros el riesgo es absolutamente cero. La columna de agua que hay encima aplasta cualquier posibilidad de que se produzca una explosión que de lugar a un tsunami.


—¿Cómo afectará al edificio insular de El Hierro?

—Si se confirma que la erupción se produce a más de 500 metros de profundidad no hay ningún tipo de afectación posible. Está por debajo de la plataforma y apenas tendrá incidencia porque este tipo de erupciones no suelen tener gran duración ni volumen. Será prácticamente inapreciable. Poca cosa.


—¿Cuáles son las diferencias entre una erupción en tierra y otra en mar?

—La diferencia principal es que no hay explosividad porque la masa de agua que hay encima la inhibe y se producen lavas submarinas, pero a efectos de lo que interesa que es la población, una erupción por debajo de los 400 o 500 metros es inocua.


—¿Se ha gestionado bien esta crisis volcánica?
—Sí, se ha manejado bien, lo único que tal vez se ha dado demasiado alarmismo en el sentido de que se ha mantenido a la población y a la economía de la Isla estresadas sin tanta necesidad.


—¿Cree que esta erupción submarina reforzará el turismo de buceo de El Hierro?
—Pues no lo sé, pero se está hablando de unos cinco kilómetros al sur de la Isla y eso es una distancia grande.


—Es la primera erupción en suelo español que controla el Instituto Geográfico Nacional, ¿qué representa esta circunstancia para los científicos?
—Pues que hay un registro instrumental de todo lo que ha acontecido desde el principio hasta que se forma la erupción. Es importante la información técnica que se ha recabado, porque en el Teneguía, que fue la última erupción acontecida en Islas Canarias, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) no había conseguido datos.


—¿Los gases que emite pueden ser tóxicos?
—La mayoría de los gases a esa profundidad y con esa presión se disuelven en el agua.


—¿Pueden estas emisiones afectar a la práctica del submarinismo?
—En principio no, si la profundidad es de más de 500 metros y a una distancia de unos cinco kilómetros aproximadamente de la costa, no creo que haya ningún tipo de peligro.