Joven homosexual se encuentra en coma tras agresión de neonazis

06/03/2012
ETIQUETAS:

Un joven homosexual chileno se encuentra en coma inducido, sin riesgo vital, tras ser agredido por un grupo de neonazis, que marcaron esvásticas en su cuerpo y le arrancaron parte de una oreja, según denunciaron este martes entidades de defensa de las minorías sexuales.

El Gobierno repudió los hechos, organizaciones de minorías sexuales anunciaron que presentarán querellas contra quienes resulten responsables y los padres del joven aseguraron que este ya había recibido otras agresiones y amenazas.

La víctima, Daniel Zamudio, de 24 años, se encuentra en la Postal Central (Hospital de Urgencias) de Santiago, donde ingresó hacia las 05.00 horas (08.00 GMT) del pasado sábado, dijo este martes a los periodistas el director del recinto, Emilio Villalón.

Zamudio llegó a ese hospital "con lesiones de gravedad, con un trauma craneano severo, con una hemorragia sub-aracnoidea y agregado a eso una fractura de pierna derecha tibia-peroné", explicó el doctor Villalón.

El joven se mantuvo en riesgo vital durante las primeras 48 horas, pero su vida ya no corre peligro, precisó.

Preguntado por las marcas grabadas en su cuerpo, el médico explicó que se trata de lesiones superficiales epidérmicas en el tórax, el abdomen y el dorso, y que pudieron haber sido hechas con un elemento corto-punzante.

Según denunció en un comunicado el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), la entidad más activa en la defensa de las minorías sexuales en Chile, con esas marcas los neonazis pretendieron dibujar esvásticas sobre su cuerpo.

Mientras, en Valparaíso, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, se solidarizó con el joven y con su familia y manifestó su "repudio absoluto a la violencia asesina".

Anunció, además, que el Gobierno podrá suma urgencia al proyecto de ley contra la discriminación, cuyo texto original se envió al Congreso en 2005 y que el pasado noviembre fue aprobado en el Senado.

"Nos parece de la mayor gravedad que todavía en Chile haya grupos como los neonazis que actúen con absoluta impunidad, y eso se da, entre otras cosas, porque la clase política y el Estado chileno no se han hecho cargo de lo peligrosos que son estos grupos", recalcó este martes el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, a Radio Cooperativa.

En tanto, la Fundación Iguales, dirigida por el escritor Pablo Simonetti, repudió, a través de su web, este acto "cruel" y aseguró que durante la agresión a Zamudio los neonazis también "arrancaron parte de su oreja".

También el cantante puertorriqueño Ricky Martin rechazó este ataque. "No más odio,no más discriminación. Espero que se haga justicia YA. Mucha luz para Daniel y toda su familia. #fuerzadanielzamudio", escribió el artista en la red social Twitter.

Según el informe que realiza cada año el Movilh, en 2011 se registraron 186 denuncias y casos de discriminación, 48 más que en 2010.

Esos casos incluyen el asesinato de tres personas debido a su orientación sexual, trece agresiones físicas o verbales perpetradas por civiles y cinco casos de abusos policiales.