José Domingo Martín: "El premio nos sirve de impulso"

CANARIAS7

El Instituto Canario de Psicología y Educación ICSE- ha recibido del Cabildo un galardón en Igualdad, con el que trata de reconocer la labor que ha llevado a cabo a favor de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Su director José Domingo Martín se muestra orgulloso.

¿Algún comentario sobre este premio en Igualdad que ha recibido este año ICSE del Cabildo? Cualquier distinción o premio que recibamos, en el que se valore tu esfuerzo y dedicación, supone una honda satisfacción, personal y como empresario. No obstante, algunos premios añaden un plus de satisfacción especial, como es el que una Institución valore tu contribución en la mejora de las condiciones, personales y laborales, de la mujer y en el logro de una igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Nos sirve de estímulo e impulso a seguir en esta dirección y nos obliga, asimismo, a un compromiso de seguir apostando por la causa de la Igualdad. Este premio no es el primero que recibe por su aportación a la igualdad y a la no discriminación por razones de género... Casualmente, este mismo año, en feliz coincidencia, el Gobierno de España, nos ha hecho entrega también del distintivo Igualdad en la Empresa, y además, tenemos el honor de ser la primera, y hasta ahora, única empresa Canaria y único Centro de Formación Profesional de toda España en obtenerlo. No obstante, aún siendo muy importante el reconocimiento a nivel estatal, compartiendo premio con destacadas empresas nacionales, este premio del Cabildo tiene para nosotros un significado especial, más entrañable, porque te lo otorgan en tu propia Isla, donde desarrollas tu labor. Es muy gratificante que te reconozcan en tu tierra, quienes ya conocen tu trabajo más de cerca. ¿Qué cree que ha tenido en cuenta el Cabildo para otorgarle el premio de Empresas por la Igualdad? Señale la circunstancia más destacada que podrá haber influido en la decisión del jurado. Supongo que habrán valorado la política de empresa que practica ICSE en la promoción de diversas iniciativas favorecedoras de la igualdad de trato y de oportunidades, con campañas de sensibilización incluidas. Destacamos algunas de estas buenas prácticas como son las medidas aplicadas en nuestra empresa para facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, flexibilizando y personalizando horarios. En las acciones formativas que realizamos incorporamos actividades encaminadas a conseguir la igualdad y evitar y desterrar toda discriminación por razones de género, origen o discapacidad. ICSE, al recibir estos premios, a nivel nacional y local, se le reconoce como empresa pionera y modélica en la aplicación de medidas orientadas a la construcción de una sociedad más igualitaria. ¿Puede profundizar más en esto? No cabe duda que estos distintivos constituyen, según el propio Gobierno, un sello de Calidad y una marca de Excelencia en Igualdad que van marcando una ruta hacia un modelo de sociedad más justa e igualitaria. Pertenecen a este selecto club de excelencia en la igualdad, un reducido grupo de empresas hasta ahora; pero ya se ha iniciado el camino, aunque quede mucho trayecto por recorrer. Existe aún una brecha importante entre la igualdad de derechos ya lograda por la mujer, y la igualdad de hecho: y se trataría de llevar a la vida real, lo que ya legalmente se le reconoce a la mujer. Es necesario, por tanto, seguir impulsando, con acciones positivas, la igualdad efectiva. A esto puede ayudar que se reconozca a las empresas, personas o instituciones que hayan adquirido un compromiso y una responsabilidad social por favorecer activamente la igualdad de oportunidades en el acceso al empleo, la formación y a la promoción profesional, y que realicen una valoración equitativa entre trabajo y retribuciones, con un reparto igualitario de tareas y responsabilidades. ¿Cree que la mujer, con solo su esfuerzo personal, puede situarse en un plano de igualdad real, con las mismas oportunidades que el hombre? Efectivamente la mujer hoy, por su talento y dedicación, está llegando a alcanzar cuotas de igualdad imaginables hace 30 años, tanto a nivel legal como educativo, profesional No obstante, quedan muchos retos que conseguir, que hacen aún necesario que se implanten medidas de discriminación positiva para ayudar a la mujer a romper el techo de cristal: son imprescindibles aún iniciativas que acorten distancia y cierren la brecha importante abierta entre los sexos, especialmente en el plano laboral y empresarial. ¿La mujer tiene, como a veces se piensa, más privilegios o ventajas que el hombre? Ser mujer hoy en día, ¿es un buen negocio? Aporto algunos datos que evidencian que ser mujer conlleva unas dificultades y desventajas en el ámbito del trabajo/empresa: una mayor tasa de desempleo femenino, unas retribuciones salariales inferiores, un número elevado de contratos temporales y/o a tiempo parcial, mayores cargas familiares que dificultan la conciliación en el trabajo y una escasa representación en los puestos de mayor responsabilidad suponen aún la existencia de una más que evidente desigualdad de género en la calidad de vida de la mujer. ¿Qué medidas le parecen más importantes para superar el llamado Techo de Cristal, que impide a las mujeres ascender profesionalmente a puestos directivos o convertirlas en empresarias? Una de las medidas claves es la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, uno de los retos más importantes de la sociedad española del siglo XXI. La conciliación significa equilibrar el reparto de tareas y responsabilidades, compartiendo las cargas y los tiempos de dedicación en la familia. Supone también, en las empresas, flexibilizar los horarios, personalizar o reducir la jornada laboral y poner los medios (horarios, espacios,) para que la mujer (y/o el hombre), puedan compatibilizar trabajo y dedicación familiar. Para las empresas que apuestan por incorporar medidas de conciliación, ¿qué les supone? ¿Obtienen alguna ventaja por ello? Apostar por la igualdad de oportunidades, por la conciliación y el reparto de responsabilidades, es también un bien para las empresas. Integrar medidas que favorezcan la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en la cultura de la empresa, contribuye a tener un clima laboral adecuado, siendo un valor añadido a las empresas. La motivación en el trabajo del capital humano, favorece consecuentemente la competitividad, la productividad y la eficiencia en la empresa y aumenta el compromiso de la plantilla en los objetivos de la empresa, mejorando las relaciones entre los trabajadores y con los usuarios Impulsar medidas de Igualdad no sólo es de Justicia sino también rentable.