Jesé Rodríguez, la perla del Madrid

28/12/2010

Jesé Rodríguez (Las Palmas de Gran Canaria, 1993) va para figura y grande. En el Real Madrid ya le comparan con el mismísimo Cristiano Ronaldo por su desborde diabólico y voracidad goleadora. José Mourinho le ha reclamado para cotejarle en vivo.

Salió del barrio de La Feria y el Madrid lo captó, con 13 años, cuando en el Huracán promediaba más de cien goles por temporada. Ahora, en su cuarta campaña en la factoría de Valdebebas, Jesé afronta el monumental reto de romper molduras. Forma parte del juvenil A, aunque su salto inmediato al Castilla parece seguro. Estar a las órdenes de José Mourinho queda más lejos. De momento. Porque Jesé, aún sin romper el cascarón, ya se ha ejercitado junto a los Di María, Sergio Ramos, Xabi Alonso, Casillas, Higuaín o Cristiano. «Fue después del 5-0 en el Nou Camp. Una mala semana para todo el madridismo. Estaba cenando en la residencia y me llamó Alberto Giráldez, el director de la cantera, para decirme que estaba citado con los mayores... Pensé que era broma», recuerda el delantero. Sobre el césped, una hora y media con los astros. Y conversación con Mourinho: «Me dijo que siguiera igual, que seguro que en otro momento me iba a llamar. Es una gran motivación para mí», añade. Aitor Karanka, segunto técnico blanco, lo dirigió en categorías inferiores de la selección y es un enamorado de su juego vertical, con regates magníficos y finalizaciones de ensueño. «Karanka tiene fe ciega en mí. Él me lo dice siempre que hablamos. ¿Que si eso me ayudará a llegar pronto a debutar con la camiseta del Madrid en Primera? Ya veremos. Mi sitio está en el juvenil y las cosas me van bien: en catorce partidos, doce goles», desliza.


Jesé dice que tiene los amigos de toda la vida, que la fama no le ha cambiado. Y es que ya es toda una celebridad en el fútbol. Internacional sub-19, cuando por edad le correspondería un escalafón inferior, está representado por Ginés Carvajal, un tótem en el gremio, y en el Madrid quieren ampliar su contrato, que finaliza en 2012, porque anda al acecho el Barcelona.


«Mi reto es ser el mejor del mundo. Mi ídolo, Ronaldinho. ¿Cristiano? Nos comparan porque me asemejo en gestos suyos, jugamos en posiciones similares, pero me queda mucho para llegar a su altura», concluye.