Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 29 de mayo

Incapacidad

Viernes, 30 de enero 2009, 23:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Esta semana el perseguido pacto tripartido de San Bartolomé de Tirajana se hizo realidad. Las negociaciones que se iniciaran hace ya un año se concretaron, por fin, y Agrupación de Vecinos (AV), la formación más votada en la elecciones locales, se sumó al grupo de gobierno, hasta ahora formado por Nueva Canarias (NC) y PSOE. Toma cuerpo así una mayoría compuesta por 18 concejales, de los 21 que tiene la corporación. Tres son, pues, los ediles que quedan para desempeñar la democrática labor de oposición y de ellos uno era hasta hace apenas siete días edil con delegaciones. Lo que se dice, todo un gobierno de concentración, a la manera pretendida por el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, que anda invitando a todas las huestes presentes en su institución a sumarse a su equipo, alegando que en estos tiempos de crisis no caben las diferencias y que todas las sumas son pocas.

De creer a los firmantes, este pacto del Sur debiera poner fin a la inestabilidad que ha ralentizado la vida municipal desde el inicio del presente mandato. Los principales dirigentes de las fuerzas políticas que lo han suscrito así lo han proclamado. A partir de ahora el principal municipio turístico de Canarias vivirá bajo una «aureola de serenidad» y «sosiego político», gracias a la «capacidad de trabajo, estabilidad e ilusión» que aportará «confianza al sector inversor y productivo». Estamos, pues, ante un acuerdo de especial «relevancia y simbolismo, porque las fuerzas que lo integran anteponen el interés general al partidario y es un ejemplo a seguir en tiempos perversos de crisis como el actual». Los entrecomillados corresponden a José Miguel Pérez, Mari Pino Torres, Marco Aurelio Pérez, Conchi Narváez y Román Rodríguez.

Escuchándolos me viene a la memoria lo que, con asombrosa claridad y sinceridad, escribiera el pasado domingo en este periódico Miguel Zerolo: «Los concejales, al ser miembros de partidos políticos están obligados a acatar las estrategias de sus propios partidos antes que los intereses de los ciudadanos que les votaron, que, muchas veces, créanme, no son coincidentes»; y aquello que pronunciara Nikita Jruschev: «Los políticos son siempre lo mismo, prometen construir un puente aunque no haya río».

Indudablemente la situación de parálisis a la que había llegado el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana sólo tenía una salida, este pacto, pero lo cierto es que a éste se llega por la incapacidad de todos los protagonistas. Unos, los que hasta ahora gobernaban, porque ni aún teniendo los suficientes ediles fueron capaces de garantizar la estabilidad en este emporio turístico, y los otros porque no lograron sumar los apoyos suficientes para presentar una moción de censura que era lo que siempre pretendieron. Pero, lo que resulta ciertamente clamoroso es que nadie, nadie, en la firma de este pacto realizara un mínimo ejercicio autocrítico.

San Bartolomé de Tirajana, insisto, el primer municipio turístico de Canarias, que es, ¿hay que repetirlo?, la primera fuente de riqueza de esta tierra, ha tirado por la borda casi dos años, los que han tardado los responsables políticos de los partidos presentes en la corporación municipal en hacer un ejercicio de responsabilidad para sacarlo de la parálisis a la que lo llevaron. Ahora toca construir, pero sigue faltando la depuración de responsabilidades por el tiempo perdido.

vicente.llorca@canarias7.es

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios