Imponen 5 años a un hombre que robó en una vivienda y agredió a sus ocupantes

EFE

Un hombre acusado de robar en una vivienda de Teror y agredir a su dueña y dos hijos menores se ha conformado este miércoles con una pena de cinco años de prisión y con la prohibición de residir en el citado municipio de Gran Canaria durante ocho años, al haberse alcanzado un acuerdo entre las partes. El magistrado Miguel Ángel Parramón ha dictado en voz la sentencia, que también prohíbe al acusado comunicarse y acercarse a las víctimas durante ocho años e impone una multa de 1.800 euros por los tres delitos de lesiones cometidos y otra de 720 euros por una falta de estafa informática. El acusado, que se había apoderado de 600 euros que tenía la dueña de la vivienda en su bolso, también cogió dos tarjetas de crédito y consiguió que le diera la clave de una de ellas, con la que posteriormente logró sacar 200 euros de la cuenta en un cajero automático. La sentencia podrá ser recurrida en cuanto a las costas procesales, ya que la defensa ha mostrado su oposición a sufragar los gastos de la acusación particular, según ha indicado Parramón. El robo ocurrió sobre las 08.25 horas el pasado 23 de junio de 2010, cuando se encontraban en la vivienda la dueña y sus dos hijos menores, algo que conocía el acusado, según han indicado a Efe fuentes cercanas a la acusación particular, ya que éste había trabajado en una obra que se había hecho en la casa. Según el escrito del fiscal, el acusado golpeó en la cara a la mujer, a la que ató posteriormente con cinta de precinto, que también empleó con los dos menores tras reducirlos, si bien todos ellos pudieron liberarse de las ataduras cuando el procesado abandonó la vivienda. Ninguna de las víctimas presenta secuelas físicas, pero sí psicológicas, que en el caso de la mujer consisten en estrés traumático, y en el de sus dos hijos afectación ligera con cambios en los hábitos de sueño.