ENTREVISTA

Hernán Santana: "Me costó llegar más que a otros canteranos"

02/11/2012

El canterano se ha asentado como una de las primeras alternativas de Sergio Lobera en una posición, el mediocentro, cargada de responsabilidad y carácter. Admite, sin embargo, que su escalada al primer equipo de Las Palmas no ha sido tan meteórica como la de su generación.

— Ha jugado en seis partidos, tres como titular. Le ha cogido rápido el pulso a la categoría...
— El balance es muy positivo en mi primer año como jugador de la plantilla profesional. Era consciente en la pretemporada que iba a ser complicado, que había mucha competencia, pero estaba seguro que con constancia y trabajo iba a tener mi oportunidad. Uno siempre trabaja para jugar, por lo que no me sorprende estar participando en el inicio de la temporada.


— Se ha convertido en el jugador 14 o 15 en los planes del entrenador en muy poco tiempo. ¿Lo esperaba?
— Me he acoplado muy bien a la categoría en poco tiempo. El hecho de que lleve dos años en la dinámica del primer equipo, trabajando día a día en la dinámica profesional, me ha servido para adaptarme a las exigencias de Segunda División. Los compañeros me han ayudado a sentirme uno más de la plantilla.


— Su aparición en la vida profesional de Las Palmas ha sido más lenta y progresiva que la de sus coetáneos. ¿Siente que a usted le ha costado más que a otros canteranos? 
— Mi ascensión ha sido paso a paso, afianzando cada escalón subido. Es verdad que me ha costado más que a otros canteranos, pero nadie dijo que esto iba a ser fácil. No ha sido un camino de rosas para mí, pero me siento muy orgulloso de todos los sacrificios y el trabajo que he hecho estos años. Ahora tengo la recompensa formando parte del primer equipo.


— ¿Se sintió frustrado al ver que otros canteranos le adelantaron a pesar de su buen trabajo en el filial?
— Tanto como frustrarme no, pero sí te ves en la dinámica del primer equipo y que te manden al fin de semana al segundo equipo puede llegar a confundirte. A pesar de debutar con Jémez en Alcorcón tenía claro que mi equipo era el filial. Estaba con la primera plantilla solo para ayudar en los entrenamientos, pero ahora tengo la motivación de hacerme un hueco cada jornada en Segunda División.


— Se ha hecho un hueco a pesar de la feroz competencia que hay en su puesto. ¿Qué cree que ha visto Lobera que no vio otros en usted?
— Siempre me pongo el listón más alto para mejorar mi rendimiento. La competencia no me asusta, me hace crecer como jugador. Javi Castellano hizo una temporada espectacular el pasado curso y más que un rival lo tengo como un ejemplo a seguir. El técnico ha podido ver en mí mi capacidad de trabajo en el terreno de juego y el punto de agresividad que me ha exigido cada vez que me ha hecho jugar. Admito un punto de ansiedad cuando he salido al campo, pero es algo que los minutos y los partidos me posibilitarán mejorar.