«Hay que parar el crecimiento»

A sus 31 Aaños ha sido proclamado alcalde de Santa Brígida, donde gobernará con los verdes y está convencido de que el pacto durará los cuatro años de mandato. Asegura que en su gestión primará el diálogo, la transparencia y el consenso.

-- ¿Cómo se entiende que el ex alcalde Antonio Díaz le cesara a 20 días de las elecciones y, en cambio, el sábado apoyó su investidura? -- Él en su momento cometió un error cesándome porque la estabilidad del grupo de gobierno era lo primero, antepuso sus intereses partidistas a los del pueblo. Entiendo que al votarme es una manera de admitir la victoria electoral clara del PP en las pasadas elecciones. --¿Pero le sorprendió que le votara? -- No porque me lo comunicó esa mañana en el Ayuntamiento. Con anterioridad algo sí porque no habíamos entablado conversaciones para ningún tipo de pacto. Apoyar la lista más votada es un gesto que le honra. -- ¿Cree que es una maniobra para intentar entrar en el grupo de gobierno en el futuro si falla el pacto con Los Verdes? -- No lo sé. Si es una maniobra es exclusivamente de él. Nosotros no hemos hablado nada de eso. El PP tiene un acuerdo de gobierno con Los Verdes que queremos desarrollar en estos cuatro años y dar estabilidad al municipio, y cualquier posible incorporación de otras personas al pacto sería por un acuerdo de todo el grupo de gobierno, no por una decisión exclusiva del alcalde. Él ha dejado una puerta abierta al votarnos. Yo, como alcalde, ni abro ni cierro puertas. Ahora no se planteado ninguna incorporación. -- Sobre el pacto con el grupo ecologista ¿no es un poco extraño, ya que ellos han sido de los más críticos con la política urbanística del PP? -- Es un pacto legitimado por las urnas. Nosotros ganamos en las 25 mesas electorales y ellos triplicaron su número de representantes. Nuestros programas tenían muchas similitudes y hay que recordar que el PP que se presentó a estas elecciones es un partido renovado con nuevas ideas y nuevo rumbo a la hora de dirigir los destinos de la villa y mucho más coincidente con el de Los Verdes, que no han sido tan críticos en el pasado con la política urbanística de Santa Brígida, sino que fue más el PSOE y CC, éste último con una manera de hacer oposición bastante destructiva. -- Los Verdes dirigirá áreas importantes como Contratación, Hacienda y Urbanismo. ¿Le ha salido caro el pacto al PP? -- No, en absoluto. Nosotros ostentamos la Alcaldía y no se va a tomar ni una sola decisión de relevancia sin que haya el consenso de todo el grupo de gobierno. Estamos muy satisfechos de que Los Verdes haya aceptado Hacienda y Urbanismo. Ellos pidieron esta última concejalía y no nos importó porque no tenemos nada que ocultar. No hay ningún afán por parte del PP en materia urbanística y encantados cedimos el área a Amalia Bosch, que puede llevar sosiego y tranquilidad a este departamento conflictivo. -- ¿Cómo encaja que un partido ecologista lleve Urbanismo? Es la primera vez que ocurre en España. -- Queremos que la experiencia sea positiva para Santa Brígida. Desde el nuevo PP, hemos dicho que había que parar el crecimiento urbanístico en la villa. Tenemos el terreno que tenemos y ya poco se puede crecer. Hemos apostado por un futuro Plan General cuidadoso con el medio ambiente, que cree bolsas de suelo para viviendas sociales que es una de las demandas principales. Ni el PP iba a hacer un Plan General que hiciera crear muchas urbanizaciones y especular con el suelo, ni Los Verdes van a parar totalmente el crecimiento. Se hará un Plan General muy participativo y muy transparente. -- Algunos vaticinan que el pacto no va a durar todo el mandato. -- Creo que los once concejales que hemos firmado este pacto somos gente seria y responsable y tenemos capacidad de gestión para que el pacto dure los cuatro años. Yo voy a hacer todo el esfuerzo que esté en mi mano para que el pacto dure porque creo que es un buen pacto para Santa Brígida y debe dar ejemplo de diálogo, transparencia y consenso con las fuerzas políticas de la oposición. El resto de partidos nos van a intentar desestabilizar y quebrar la confianza entre los dos partidos, pero estoy convencido de que no lograrán su objetivo, entre otras cosas porque tengo el compromiso personal de la portavoz de Los Verdes, Amalia Bosch, y eso me vale más que una firma. -- ¿Por qué no gobernó en minoría aprovechando que CC y PSOE le han ofrecido apoyos puntuales? -- El apoyo puntual de Victoria Casas no lo quiero ni regalado. Un gobierno en minoría es dar inestabilidad a Santa Brígida, que lo que necesita es un pacto sólido.