Gran Tarajal se vuelve a volcar en la tercera escala del crucero 'Braemar'

29/01/2014

La asociación de empresarios La Gavia, el Ayuntamiento de Tuineje y el Cabildo vuelven a volcarse con la tercera escala del crucero Braemar de Fred. Olsen en el muelle de Gran Tarajal. Un paseo en la antigua guagua de Juanito, mercadillo y mucho folclore esperan mañana, jueves, a los cruceristas.

ETIQUETAS:

No por tratarse de la tercera escala del crucero Braemar en Gran Tarajal, el agasajo de los comerciantes, Ayuntamiento de Tuineje y el Cabildo será menor mañana, jueves. A entre otros la música de la parranda El Callao a pie de escalinata del buque, el mercadillo y los paseos en burro acostumbrados, la asociación de empresarios La Gavia prepara un recorrido por el pueblo en la antigua guagua del sur, los actos por el Día de la Paz de los casi 500 alumnos del IES Gran Tarajal y otras actividades de la localidad para acoger a los cruceristas.


Al recibimiento del Braemar, de Fred. Olsen Cruise Lines, se han sumando hasta los integrantes de la rondalla del Centro de -Tercera Edad que también quieren poner su granito de arena en la tarea de que la naviera se decida por incluir definitivamente el puerto de Gran Tarajal en la próxima temporada de cruceros otoño-invierno 2014-2015. Las escalas de este año tienen un carácter de prueba para ver si funciona como destino.


Fred Olsen Cruise Lines ha confirmado cuatro nuevos atraques a lo largo de los primeros meses de 2014 (incluyendo el de mañana, jueves), para cerrar la campaña 2013-2014. El 20 de marzo, coincidiendo con el Carnaval por lo que se preparará un recibimiento ambientado en estas fiestas, volverá a hacer una escala. En abril, lo hará dos veces.

«Ojalá», se muestra esperanzado Jesús Camejo, presidente de la asociación de empresarios La Gavia, sobre la inclusión de Gran Tarajal en la campaña de Olsen para la próxima temporada de cruceros. «Es que hace mucha falta».


El soplo de aire fresco y de ingresos económicos del Braemar es calificado por Camejo como «aliciente, económico y también emocional porque crea ambiente: las calles están llenas, los bares también y los propios vecinos también se animan a estar en la calle». Joyerías y zapaterías son los establecimientos más beneficiaos por la escala del crucero, aparte por supuesto de bares y restaurantes, tanto de la avenida marítima como de otras calles incluidas hasta el parque Félix López.. «Un poquito de aquí, un poquito de allá, se va sumando. El beneficio se reparte bastante y no se queda solo en el paseo marítimo. Llega hasta los supermercados».


El Braemar es una embarcación de 485 camarotes, con capacidad para 930 pasajeros y 371 miembros de la tripulación. Durante la campaña de invierno  viene desarrollando distintas singladuras por la costa africana, Azores, Madeira, Cabo Verde y Canarias.