Gran Tarajal se vuelca con los cruceristas

20/12/2013

«Ojalá». Es la palabra que más repetían comerciantes, empresarios y vecinos del municipio de Tuineje tras atracar el crucero Braemar en el muelle de Gran Tarajal a modo de prueba: «ojalá sea definitivo». Por lo pronto, todos hicieron lo posible ayer para que la experiencia resultara positiva y Fred. Olsen decida incl

ETIQUETAS:

Gran Tarajal y el municipio de Tuineje no quisieron dejar pasar la oportunidad histórica de entrar en los circuitos de los cruceros y lo demostraron ayer en la recepción a la embarcación Braemar, de la Fred. Olsen Cruises, y sus pasajeros. El crucero realizó una escala de prueba que resultó  un éxito puesto que Olsen anunció ayer mismo que para la campaña de 2014 ha planificado seis nuevos atraques, los dos más próximos el 6 de enero, día de Reyes Magos, y el 30 de enero.


Vehículos eléctricos, excursiones de todo tipo, paseos en los camellos del zooparque de La Lajita, el mercadillo agrícola y artesanal en el parque azul de la avenida marítima y hasta los burros del complejo de agroturismo La Gayría de Tiscamanita: todo eso y más ocuparon Gran Tarajal para recibir a los pasajeros del primer crucero que atraca en el muelle del sur. La asociación de comerciantes La Gavia, el Ayuntamiento de Tuineje y el Cabildo, que dispuso un equipo de cuatro informadores turísticos, se volcaron en la recepción que acabó con el anuncio por parte de los representantes de la naviera Fred. Olsen Cruises de que se amplían las escalas durante el próximo año hasta seis.


El resultado de la colaboración resultó  «ejemplar», confirmó el presidente Mario Cabrera, a quien la propia tripulación del crucero y los pasajeros «nos comentan que en ninguna de sus escalas han tenido un recibimiento como el que le ha dado Gran Tarajal. Gracias a la participación de todos, ya además han confirmado seis nuevas conexiones en 2014. Ojalá sea un ejemplo a seguir por otras compañías».


Por su parte, el alcalde de Tuineje, Salvador Delgado, subrayó la importancia que para el municipio tiene la llegada del crucero, «porque por primera vez acogemos en el muelle este tipo de actividad turística, para la que todo el pueblo se ha implicado y preparado». El Ayuntamiento del sur prepara la acogida al Braemar desde hace varios días.
Aunque todavía ayer era pronto para calibrar el impacto de negocio en Gran Tarajal, la dinamización de la localidad quedó clara. La avenida marítima Paco Hierro y la calle más comercial, la Matías López, lucían con turistas cargando bolsas de compras o tomando un café con la punta de El Camellito y el mar en la lontananza. La incorporación de la localidad a la ruta de los cruceros es una reivindicación antigua que arreció cuando Puerto del Rosario lo hizo con buenos resultados comerciales y expectativas de crecimiento de pasajeros cada nueva temporada de otoño-invierno.


En representación del Gobierno de Canarias, acudió Domingo Berriel Martínez, consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, que confirmó  que desde Puertos Canarios «estamos haciendo un esfuerzo importante para potenciar los puertos de la comunidad autónoma también como atraques para cruceros turísticos que se adapten a sus características. Las pruebas que ahora se han en Gran Tarajal están siendo satisfactorias y confiamos en que atraigan a más cruceros».


El Braemar es un barco de 485 camarotes, con capacidad para 930 pasajeros y 371 miembros de la tripulación, que realiza una ruta por Canarias y Cabo Verde.