Gran Canaria ha retirado de sus campos 3.032 culebras de California en 7 años

17/06/2015

Gran Canaria ha retirado de sus campos 3.032 culebras reales de California desde que en 2008 se detectó por primera vez la presencia en la isla de esta especie, inofensiva para el hombre, pero que representa toda una amenaza para la supervivencia de las lisas y lagartos autóctonos.

La culebra real californiana (Lampropeltis getula californiae) es un animal apreciado por los aficionados a los terrarios, pero que en Gran Canaria carece de enemigos naturales que frenen su expansión.

Desde 2008, sus apresamientos en la isla han sido constantes, aunque han alcanzado sus mayores cotas en los últimos años, con 686 ejemplares en 2014 y 404 en lo que va de 2015.

La consejera en funciones de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, María del Mar Arévalo, y la viceconsejera de Sostenibilidad del Gobierno canario, Guacimara Medina, han hecho hoy balance del proyecto europeo que ha contribuido a financiar las medidas de control de esta especie invasora, el Life+ Lampropeltis.

Su director, Ramón Gallo, ha explicado que el proyecto se ha ejecutado en un 75 por ciento y concluirá a finales del próximo mes de agosto, aunque, en su opinión, la captura y retirada de los ejemplares de esta culebra precisan un "post-Life", que impida la propagación de esta especie invasora por otras zonas de la isla.

En la actualidad los trabajos se realizan tanto en los barrios de La Solana (Telde) y el Roque (Valsequillo) como en la montaña de Almagro (Gáldar), aunque se han encontrado ejemplares sueltos en otros puntos de Gran Canaria.

No obstante, Gallo cree que estos últimos casos se deben a sueltas de propietarios sin escrúpulos medioambientales, que desconocen el daño que causa esta culebra en el ecosistema.

El responsable del proyecto Life+ Lampropeltis ha recordado que las condiciones climáticas de la isla y la facilidad que tienen las culebras para encontrar presas, favorecen la fecundidad de esta especie invasora, cuya población total en Gran Canaria se desconoce, porque vive bajo tierra y entre rocas. De hecho, el hombre es su único enemigo en la isla y el único factor podría llegar a erradicarla si se persevera durante más tiempo en esta tarea.

En esa línea, Ramón Gallo ha destacado la complicidad de las más de 600 personas que se han formado en cursos para capturar la culebra real de California y los numerosos voluntarios que se han adherido a las acciones del proyecto Life+ Lampropeltis, que este sábado volverán a San Roque.

Tanto Arévalo como Medina han coincidido en que el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias deben continuar con esta lucha una vez que finalice el proyecto y que debe haber un "post-Life" para que se mantenga el control sobre esta especie invasora y no avance hacia otras localidades de la isla.

Guacimara Medina ha abogado por avanzar en la prevención en la protección por el medio ambiente y que, en la medida de lo posible, participe también la comunidad educativa.

En su opinión, es "muy importante" la participación ciudadana en la captura de estas culebras (380 de las 686 apresadas en el 2014 y 245 de las 404 de este año) y, sobre todo, "concienciar" a la gente de los efectos de una mala tenencia de animales exóticos.

Por su parte, Arévalo ha calificado de "éxito notable" la culminación del proyecto Life+ Lampropeltis, ha agradecido la labor del equipo que encabeza Ramón Gallo y, sobre todo, la participación de la ciudadanía en la captura de una especie que, sin ser peligrosa para las personas, sí constituye un serio peligro para la pequeña fauna autóctona.

La consejera en funciones ha reconocido que la erradicación total de la serpiente real de California será "muy difícil", por lo que ha pedido a la corporación que presidirá Antonio Morales (NC) que lidere las campañas de control de esta invasión, con la colaboración del Ejecutivo regional.

"No se puede estar un año sin hacer nada. Contra esta invasión hay que persistir y luchar", ha subrayado Arévalo, quien ha defendido que "debería estar tipificado como un delito ecológico" la suelta de serpientes en la naturaleza.

Gallo ha aprovechado el acto para presentar un manual de buenas prácticas para el comercio de especies exóticas y para recordar la aplicación para teléfonos móviles denominada Lampropeltis, con la que se puede informar al proyecto Life+ de la captura o presencia de serpientes real de California.