Gobierno y Parlamento canario, de acuerdo en descartar el copago

EFE

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, coincidió este miércoles con todos los grupos del Parlamento de Canarias en rechazar el copago como medio de financiación del sistema sanitario.

Brígida Mendoza, en una comparecencia en el pleno del Parlamento a petición del grupo Mixto, aseguró que el Gobierno de Canarias ha estado, está y estará en contra del copago "porque es socialmente injusto".

"Se penaliza al enfermo y más aún al enfermo crónico", dijo la consejera, para quien la equidad se ve completamente alterada con el copago.

Además se disminuye la demanda, pero a riesgo de que empeore el estado de salud de la población, normalmente la de menor renta.

Finalmente, si la gente renuncia a ir al médico, al final se incrementan las urgencias y las hospitalizaciones, con lo que no existe contención del gasto.

Brígida Mendoza dijo que si el Gobierno de España quiere introducir el copago no debe plantearlo como un hecho consumado, sino desde el diálogo, sin obligar al Gobierno de Canarias a aplicarlo porque "hay otras alternativas".

Román Rodríguez, diputado de Nueva Canarias, afirmó que el copago es un mecanismo que no garantiza la sostenibilidad financiera del sistema, pero advirtió de que no debe haber más recortes.

Sólo hay dos caminos, el de la eficiencia y el de la fiscalidad, advirtió Rodríguez, porque los recursos son insuficientes para el sostenimiento del sistema de salud público.

Abogó por una reforma fiscal para que las empresas y los más ricos paguen impuestos, y afirmó que si se persiguiera el fraude fiscal no harían falta recortes.

La diputada del PP Mercedes Roldós rechazó rotundamente el copago sanitario por injusto, insolidario y por no resolver el problema de insostenibilidad del sistema nacional de salud.

La diputada del grupo Nacionalista Canario María del Mar Julios rechazó el copago sanitario y se mostró preocupada por que el Ministerio de Sanidad no ha tomado ninguna decisión tras su introducción en Cataluña, pese a que su misión es velar por la equidad del sistema.

Jesús Morera, del PSOE, también rechazó el copago, al que denominó repago, por su falta de equidad, y porque desplaza la demanda del servicio desde las consultas a los ingresos hospitalarios, entre otros motivos.