García Clemente ‘Da que pensar’ con aforismos

24/07/2014
ETIQUETAS:

"Buscó en la literatura un paraguas y solo consiguió que arreciara la lluvia" es uno de los aforismos que forman parte de Dar que pensar –editado por Cuadernos del vigía– y con el que el escritor y poeta tinerfeño Sergio García Clemente logró el Premio Internacional José Bergamín.
 

Sergio García escribía poesía, pero "por evolución" llegó a los aforismos, género en el que ha resultado ser un escritor de éxito. "Escribía poesía breve, poemas cortos, y una amiga escritora me dijo que tendría que abrir mis textos, que a veces eran herméticos", relata el escritor en conversación telefónica.

El aforismo, afirma García, "es un género en el que me encuentro muy cómodo". En realidad como casi todo aquel que se ha acostumbrado a Twitter –donde solo se pueden escribir frase de 140 caracteres–. Pero es diferente, resalta el escritor tinerfeño. "Que se ponga de moda escribir frases cortas tiene bastante que ver con el auge de las nuevas tecnologías, las redes sociales... pero el aforismo está en la órbita de la literatura, en Twitter hay un poco de todo. Yo creo que el aforismo debe aportar un poco más, se trata de dar un pasito más", añade.

LITERATURA. Ese "paso más" al que se refiere García Clemente es el "invitar a pensar a sus lectores". De hecho, el libro con el que ganó el Premio Internacional José Bergamín de Aforismos que convoca la editorial Cuadernos del Vigía, se titula Dar que pensar.

"Aunque sea literatura, huyo un poco de la simple estética de la palabra, del que solo quede bonito. Que quede bonito. Lo que trato es dar que pensar al lector. Compartir, en una frase, un darle la vuelta a la realidad. Le invito a pensar a partir de lo que escribo", explica García Clemente.

Dar que pensar no está dividido por temáticas. "Trato de muchos temas y desde diversos puntos de vista. Se mezcla la ironía con sentencias que, tal vez, sean un poco más poéticas con una idea que llame la atención... En un conjunto variado que funciona como funciona nuestra mente, saltando de un tema a otro. Algunos más oscuros, otros más humorísticos. Resumiendo, creo que puedo definirlo como un caos organizado", añade.