Ford, el motor de gasolina más ahorrador

El Focus Ecoboost 1.0 es el primer vehículo en la historia de la marca que se benficia de un propulsor que sobresale por su bajo consumo

J.R.

Ford pone a la venta el coche con el motor de gasolina más ahorrador de toda la historia de la marca. El Focus 1.0 EcoBoost es su primer vehículo de producción que se beneficia de un propulsor que sobresale por su bajo consumo. Asimismo, el modelo de 100 caballos ofrece los mejores consumos en su clase con 4,8 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 109 gramos por kilómetro. Por su parte, las cifras que arroja la versión de 125 caballos también resultan incuestionables: 5,0 litros cada 100 kilómetros y 114 gramos de CO2 por kilómetro.

De igual manera, el EcoBoost 1.0 utiliza turbocompresor, distribución variable e inyección directa de gasolina para obtener unos impresionantes niveles de potencia y consumo de un bloque de tres cilindros tan pequeño que cabe sobre una página de papel A4.

Esta combinación de potencia y bajas emisiones de CO2 no tiene rival en motores de la competencia. El par motor de 170 Nm entre las 1.400 y las 4.500 rpm es comparable a los estándares de los diesel modernos. Este propulsor también se ofrecerá este año en el C-Max, el nuevo BMax y otros modelos.

Según el fabricante, desarrollar un motor tan pequeño y de tan bajo consumo que siga ofreciendo una buena potencia y una conducción divertida en un coche del tamaño de un Focus habría parecido imposible hace sólo unos años. Esta mecánica se unirá a la EcoBoost 1.6 de gasolina y a la diesel TDCi 1.6.

Igualmente, las tres ostentan el emblema ECOnetic Technology, un reconocimiento reservado a los coches de Ford que son líderes o se encuentran entre los mejores de su segmento en términos de consumos gracias a la incorporación de las tecnologías eficientes.