Fernando Fraile (FEHT): "No tiene sentido ya dudar de que el cliente de una 'low cost' gasta mucho más en destino"

29/08/2007

Según Fraile, "el low cost es una manera nueva de volar, que facilita vuelos a costes baratos eliminando una serie de servicios que mucha gente no le da mucha importancia con tal de ahorrarse un dinero que luego gasta en el destino durante sus vacaciones".

A pesar de que una de las principales críticas que se vierten sobre las aerolíneas de bajo coste ('low cost') es que el cliente es de un perfil bajo de gasto tanto en origen como destino, los empresarios turísticos de Las Palmas opinan todo lo contrario, y sostienen que "ya no tiene sentido ya dudar de que el cliente de una 'low cost' gasta mucho más en destino".

Así se expresó el presidente de la Federación de Empresas de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, Fernando Fraile, en declaraciones a ACN Press, quien se mostró "completamente favorable" a la entrada en Canarias de más aerolíneas de bajo coste y, de hecho, aseguró que "estamos con el Patronato en todas las conversaciones que se mantienen con las diferentes aerolíneas".

Fraile declaró que al empresario le interesa que vengan aviones porque "es la principal forma que tienen los turistas de llegar" y apuntó que "el low cost es una manera nueva de volar, que facilita vuelos a costes baratos eliminando una serie de servicios que mucha gente no le da mucha importancia con tal de ahorrarse un dinero que luego gasta en el destino durante sus vacaciones".

En este sentido, considera que "lejos de que el cliente que vuela en una compañía de bajo coste sea un cliente de peor nivel adquisitivo es todo lo contrario, todo el mundo a estas alturas sabe que cuando se sale de viaje se mira cual es la compañía que le va a salir más barato".

Explica que esto ocurre porque de esta forma el cliente "tiene más dinero en el bolsillo para el viaje que va a hacer, que es lo importante, no viajar tres o cuatro horas para llegar a Gran Canaria sino que va a estar una semana aquí, que pretende pasarlo muy bien y que tendrá más dinero en el bolsillo si en el vuelo se ha gastado menos".

Para Fraile, esto está "fuera de toda duda", aunque reconoce que hay algunas "versiones que sostienen lo contrario y que respetamos", pero no obstante insiste en que "ya no tiene sentido el estar dudando de este tipo de cuestiones". Tanto es así que puso como ejemplo el hecho de que existen compañías de low cost para hombres de negocios, "que podrían elegir mejores condiciones", lo que a su juicio prueba la implantación de estas nuevas líneas entre los nuevos gustos del consumidor.

CRÍTICAS

Entre las "versiones que sostienen lo contrario" destaca la de Juan Jesús Bermúdez, presidente de la Asociación Canarias ante la Crisis Energética, quien señaló que "el bajo coste es una señal que está dando el turista emisor extranjero diciéndonos que no está dispuesto a pagar más dinero para venir de vacaciones, con lo cual está empezando una carrera por el coste más barato para hacer turismo".

Según afirmó Bermúdez a ACN Press el pasado 22 de agosto, "es inevitable que se fomente el crecimiento de las low cost porque es la única manera de competir con otros destinos más baratos, pero por otra parte, está especializando a Canarias en un turismo de masas cada vez más barato, lo cual es un círculo vicioso que va a suponer que el Archipiélago pierda calidad como destino turístico".