Fernando Clavijo deja de estar imputado en el 'caso Corredor'

Se acabó el caso Corredor para el candidato de Coalición Canaria (CC) a la Presidencia, Fernando Clavijo. Ayer viernes, sus abogados le comunicaron que la jueza le había levantado la imputación al no haber visto la comisión del presunto delito del que se le acusaba, mediar a favor de unos empresarios.

«tHa sido un trance duro y difícil para mí, pero agradezco el apoyo que he tenido de mi partido y de los ciudadanos que me han hecho llegar sus mensajes». De esta forma, Fernando Clavijo celebró el sobreseimiento «total» de la pieza 22 en la que estaba imputado él junto a varios concejales del Ayuntamiento de La Laguna que dirige.

El juzgado de Instrucción número 1 de La Laguna investiga las denuncias que apuntaban, entre otras cosas, a que el alcalde había mediado a favor de los intereses de unos empresarios del municipio dedicados al ocio nocturno así como para que unos vecinos cobraran una subvención.


Las pruebas se sustentaban en unas escuchas que posteriormente fueron anuladas y la Fiscalía pidió el archivo provisional de la causa. Con todo ello, la jueza considera que no hay indicios lo suficientemente fundamentados para acusar a Clavijo de esos supuestos delitos, por lo que dictó el auto de sobreseimiento.

A las pocas horas, el candidato compareció públicamente y arropado por el secretario de Organización de Coalición Canaria, José Miguel Ruano, y su homóloga a nivel insular en Tenerife, Rosa Dávila.

Fernando Clavijo empezó con un mensaje de agradecimiento al haberse sentido respaldado en todo momento. Recordó que «desde un principio, dije que tenía confianza en la Justicia, que todo se iba a clarificar y saber» aunque reconoció que temas como éste, que lleva meses persiguiéndole, «nunca quedan completamente en el olvido».

No obstante, el candidato resaltó que «la ciudadanía puede estar tranquila de mi proceder como concejal de Seguridad», cargo que ocupaba cuando le denunciaron, después del archivo contra el que no cabe recurso.

Ruano aprovechó la oportunidad para dejar constancia que en CC «estamos muy satisfechos» con el resultado y por «reafirmarnos en que podemos presentar un candidato honesto y transparente».

Preguntado sobre si lo ocurrido con la imputación de Fernando Clavijo iba a provocar que los nacionalistas revisaran su código ético, el secretario de Organización consideró que «la línea está muy bien marcada», en relación a que la expulsión de un imputado viene determinada por la apertura de un juicio oral.

Ruano indicó que expertos juristas colaboraron en la redacción del código y según éste, «cuando se produce una imputación, el Comité de Conflictos verifica el contenido y su posible vinculación con un acto de corrupción política, incluso antes de que se abra juicio oral».

Además, el dirigente nacionalista enfatizó que «todos los candidatos están obligados a firmar el código».