Fernández Valverde partidario de que los jueces elijan a los vocales del CGPJ

EFE

El vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Rafael Fernández Valverde ha reconocido hoy que es partidario de que los doce miembros del pleno del órgano de gobierno de los jueces sean elegidos por sus compañeros y ha considerado necesaria su "reestructuración". Antes de asistir a la inauguración del undécimo Encuentro de Jueces Canarios que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria, el magistrado del Tribunal Supremo ha afirmado a los periodistas: "Estamos en el siglo XXI, las cosas están cambiando radicalmente, la sociedad no es la misma y la configuración que tiene el Consejo del Poder Judicial no sirve, hay que reestructurarlo todo". Fernández Valverde ha señalado que están a la espera de que "por fin en este país haya un Gobierno estable", para exponerle los cambios que entienden necesarios, entre ellos, la elección de estos vocales. Sobre este punto, ha dicho que existen opiniones distintas en cuanto a si deben de ser elegidos por las cámaras parlamentarias o, por el contrario, por los jueces y magistrados, y ha expuesto que su criterio, después de haber sido elegido una vez por el Congreso y otra por el Senado, es que es los puedan elegir los jueces. Ha manifestado que hay una "amplia sensibilidad en todos los sectores dentro de la carrera judicial, al tiempo que ha señalado que cuando se aprobó la Ley Orgánica en 1985, entiende que el poder legislativo tuviera algunas reticencias en relación con la procedencia de los jueces en aquel momento, "pero 30 años después no tiene nada que ver". "Es el momento de cambiar de sistema, se han ensayado los otros y solo falta este", ha abundado el magistrado, quien señala que existen compañeros suyos, como es el caso de Fernando Grande-Marlaska, quien apuesta por que siga siendo el Parlamento y una legitimación democrática la que decida sobre la elección de estos vocales. Fernández Valverde también que en la elección de estos vocales habría que introducir algunos matices como que no todos fueran jueces de entrada, de manera que algunos procedieran de las audiencias provinciales y del Tribunal Supremo.