Falleció Margarita Alonso, esposa de Ángel Ferrera

Margarita Alonso Fernández, esposa de Ángel Ferrera, presidente de Toyota Canarias y ex presidente de Unelco-Endesa y la Cámara de Comercio de Las Palmas, falleció este lunes en la capital grancanaria.

CANARIAS7.ES

La capilla ardiente quedó instalada en el Tanatorio San Miguel, de donde partirá hoy el cortejo fúnebre para el posterior sepelio, a las 16.30 horas, en el cementerio del Puerto. CANARIAS7 deja constancia de su más sentido pésame a toda la familia y en especial a Ángel Ferrera y sus tres hijas, Silvia, Sonia y Marta.

Marga, como la llamaban sus familiares y amigos, falleció víctima de una larga enfermedad. Tras ser atendida de su dolencia durante una larga temporada en Barcelona, Margarita Alonso Fernández había regresado a Las Palmas de Gran Canaria. Una fatal recaída acabó ayer con su vida.

La noticia llenó de dolor a cuantos la conocieron y especialmente a sus familiares y amigos. Su esposo, Ángel Ferrera, y sus tres hijas -Silvia, Sonia y Marta- estuvieron siempre a su lado, reconfortándola en los momentos más críticos y admirando su capacidad para superar la adversidad. Les queda, por tanto, no sólo el recuerdo de una vida llena de cariño, sino ese ejemplo de valentía y sano coraje.

Mujer muy implicada en la vida social, Margarita Alonso Fernández pudo comprobar en septiembre del pasado año el cariño que despertaba entre quienes la conocían. El 16 de septiembre de 2006, la Casa Palacio Del Castillo Westerling, en Vegueta (Las Palmas de Gran Canaria), acogió la fiesta de celebración de los cuarenta años de la boda de Margarita Alonso Fernández y Ángel Ferrera Martínez. Cerca de 200 personas acudieron a un acto en el que sobresalían nombres relevantes de la vida política, empresarial, social, cultural y deportiva. Con todos ellos departió como perfecta anfitriona Margarita Alonso y a todos agradeció su presencia. Allí, sus ojos se llenaron de lágrimas de emoción cuando Ángel Ferrera, micrófono en mano, dejó constancia pública de su gratitud por los 40 años de feliz convivencia. Anoche, otros ojos se llenaban de emoción al tener presente a Marga: los de su familia.

Descanse en paz.