Fallece el joven que fue encontrado catorce horas después de sufrir un accidente de tráfico

MARTA RAMOS

El joven Francisco Peña Alemán, de 29 años, que fue encontrado entre matorrales en estado grave 14 horas después de sufrir un accidente de circulación, a la altura de la Biblioteca Pública del Estado en la madrugada del martes, falleció anoche en el Hospital Insular, según confirmaron fuentes sanitarias a este periódico.

Tras haber sido asistido por médicos del Servicio de Urgencias Canario (SUC) fue trasladado al hospital grancanario, donde estuvo ingresado este miércoles en estado muy crítico debido a las severas lesiones cerebrales que había sufrido como consecuencia del accidente. Finalmente, alrededor de las 00.45 horas de la madrugada falleció. Después de practicarle la autopsia, el cuerpo será trasladado este miércoles al tanatorio de San Miguel, donde será incinerado, según ha podido saber este periódico.

Ahora un juez investiga por qué en el momento del accidente, cuando atendieron a los otros dos viajeros que iban en el vehículo siniestrado, no se le asistió y cómo llegó hasta los matorrales, situados en una zona muy transitada junto a la estación de San Telmo, donde fue hallado.

Fueron familiares y amistades del fallecido quienes, sorprendidos porque éste no había dado señales durante todo el día, acudieron al lugar donde las dos personas que habían salido con Francisco aquella noche habían sufrido el grave accidente de tráfico, que tras dar vuelcos dejó el coche "completamente destrozado". Una vez allí, hallaron al fallecido quien, pese a que en ese momento se encontraba con vida, estaba en estado muy grave.

Tras alertar a un vehículo de la Policía Nacional que circulaba por la zona, al lugar de los hechos se desplazaron dos ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC), una básica y otra medicalizada para atender al herido y desplazarlo hasta el Hospital Insular.

Según fuentes policiales, en un primer momento los otros dos ocupantes del vehículo, que aún se encuentran ingresados en el Hospital Insular, cuando se les preguntó si viajaba alguien más en el coche no dijeron que había una tercera persona.

Por su parte su entorno más cercano cree que si le hubiesen atendido momentos después del accidente, podría estar vivo ya que estuvo catorce horas agonizando, dándole el sol y tirado en la calle y tachan de "negligencia" la actuación de la Policía y de los Servicios de Emergencia, por lo que estudian denunciar los hechos.