Expertos y entidades destacan que los bosques actúan como sumideros de CO2

20/03/2010

Diferentes expertos y asociaciones del sector forestal destacan hoy la importancia medioambiental de los bosques como sumideros de CO2 y reclamaron una gestión sostenible de las masas arboladas con motivo del Día Forestal Mundial que se celebra mañana domingo, 21 de marzo.

  Así, la Asociación Española de Empresas de Parques y Jardines (ASEJA) recordó que "los parques, jardines y zonas verdes son imprescindibles sumideros de CO2", mientras que el Presidente Decano de la Asociación y Colegio de Ingenieros de Montes, José Carlos del Álamo Jiménez, demandó "un crecimiento ordenado" de los bosques españoles "para evitar su abandono y lograr su revitalización".

  Por su parte, un total de 157 entidades del sector --procedentes del ámbito empresarial, administraciones públicas, medioambientales, sociales o universitarias, entre otras-- han suscrito un manifiesto el que apuestan por cambiar el modelo económico actual para que los montes se puedan gestionar de un modo sostenible.

  En la misma línea, desde PEFC España se reivindica la certificación de los bosques para lograr que la gestión forestal sostenible se convierta en "verdadero motor de desarrollo económico", generando oportunidades de desarrollo acordes a las nuevas actitudes empresariales y favoreciendo la biodiversidad.

  Algunas asociaciones han dado los primeros pasos como la Asociación Española de Importadores de Madera (AEIM), que se ha comprometido con la gestión sostenible de los bosques centroafricanos, por lo que promoverá el mercado responsable de madera entre España y los países de esta región. DESCIENDEN LOS INCENDIOS EN 2010

  Durante los dos primeros meses de 2010, un total de 1.937 hectáreas ardieron en España, es decir, casi 4.000 hectáreas menos que en el mismo periodo del año anterior, según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

  De esta cifra, un total de 1.667 hectáreas eran de superficie matorral y monte abierto; 247,44 hectáreas de superficie arbolada y 23,26 hectáreas, de pastos y dehesas. En su conjunto, el fuego afectó al 0,007 por ciento del territorio en un total de 309 siniestros, casi la cuarta parte que en el mismo periodo del año pasado.

  En esta última semana, el incendio forestal más grave se produjo en la localidad de Sos del Rey Católico (Zaragoza), en la que se quemaron entre 1.000 y 1.500 hectáreas, un suceso en el que trabajaron cerca de 200 personas en las labores de extinción.