Espías para la inmigración

05/11/2006

Los servicios de inteligencia españoles y de otros países europeos intervendrán en el control, información y seguimiento del flujo de personas hacia Canarias. El Plan Integral de Seguridad para las Islas, concluido a finales de julio, incluye la inmigración irregular en el capítulo de delincuencia organizada y cita textualmente que «las unidades de inteligencia harán frente al crimen organizado y participarán en las labores de análisis estratégico y operativo», según el contenido del texto al que ha accedido en exclusiva CANARIAS7.

ETIQUETAS:

El Plan fue aprobado por el Consejo de Ministros en mayo de este año y su impulso recayó en el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, que recibió el encargo del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, después de que el Estado constatase (y así figura en el informe de 34 páginas) que los «riesgos» relacionados con la seguridad son «más intensos» en Canarias que «en otras regiones españolas y europeas».

El aumento demográfico (2 millones de residentes) y el modelo económico vinculado al turismo confieren a la seguridad una «dimensión estratégica», no sólo por el tráfico de personas sino por el desarrollo de infraestructuras y urbanizaciones que «producen más densidad en la ocupación del espacio y una mayor presión sobre el territorio».

El boom económico que despega a partir de 1993 se convierte en un reclamo para el incremento de la «clandestinidad de los flujos migratorios». En este sentido, el informe es contundente: «Estamos ante una cuestión de Estado que implica una política integral de inmigración y planes de choque para las situaciones de emergencia».

El Plan Integral de Seguridad describe una serie de «riesgos» para Canarias, producto de «un territorio frágil por su condición fronteriza». Además de «la delincuencia organizada (tráfico de personas, narcotráfico o blanqueo de capitales)», la sanidad exterior (salud humana, animal y vegetal) adquiere una «función fundamental de prevención y control».

El grueso del Plan 2006--2008 se ejecutará a partir del próximo ejercicio. Una de las grandes innovaciones en el armazón de la seguridad para Canarias será la presencia del Centro Nacional de Inteligencia junto a la Guardia Civil y la Policía Nacional. Los servicios de inteligencia serán «potenciados» para complementar «las actuaciones frente a la delincuencia organizada y, en especial, frente a las redes dedicadas al tráfico de seres humanos».

Las fuerzas de seguridad y el CNI cruzarán los datos del padrón municipal,  el castastro de bienes inmuebles o la inspección laboral  con la identidad de los inmigrantes,  la sanidad exterior, los controles fitosanitarios y los puntos de inspección fronteriza.

Más información en el periódico CANARIAS7