Envenenan de modo masivo a diversa fauna en Teguise

19/08/2010

Varias fincas de Teguise, todas cerca del casco urbano de la antigua capital de Lanzarote, han sido contaminadas esta semana con abundante veneno altamente letal. Como consecuencia, han muerto numerosos conejos y erizos, así como varios perros de caza. La Guardia Civil investiga el caso, con agentes del Seprona.

El caso más dramático lo padeció ayer José Miguel Rodríguez, quien  perdió a su perra Estrella  poco después de haber soltado a sus canes en lo que se preveía un plácido día de caza. «No llevaba ni cinco minutos», cuando la perra llegó tambaleándose junto al cazador, para morir de inmediato. Los indicios apuntas a que acababa de ingerir directamente el mismo veneno que había matado antes a conejos y erizos de la misma zona, siendo los cadáveres también un peligro, al contaminar a otros tres canes que fueron trasladados a un centro veterinario de San Bartolomé.
El episodio puso en alerta a la Guardia Civil, máxime cuando ya murieron de manera extraña otros perros a comienzos de semana. Los agentes observaron sobre el terreno la presencia abundante de restos de animales envenenados, muchos dentro de madrigueras.


En opinión de Manuel Hernández, cazador que ayer se libró de perder a miembros de su jauría, el veneno debió de ser repartido el lunes, dado que «salí con cinco perros el domingo por la zona y no tuvimos problemas». No obstante, las piezas de la batida dominical reconoció que iban a ir directas a la basura en cuanto llegar a casa, por temor a que estuvieran contaminadas.


Desde la Sociedad de Cazadores de Lanzarote, su presidente, Bernabé García, ayer respaldó ante este diario que se destruyan las piezas capturadas en esta semana, por prevención, ante la posibilidad de que la contaminación pueda afectar a las personas. «Si no se llega a morir la perra, el cazador es probable que hubiera muerto», sentenció con crudeza. Ante esta posibilidad, García ruega a los ciudadanos en general que den pistas sobre la identidad de los individuos que han envenenado varias fincas aledañas a Teguise.


Por parte de la Sociedad de Cazadores de Lanzarote se ha previsto encargar estudios toxicológicos de varios de los animales encontrados ayer. Además, se extenderán recomendaciones para distinguir el veneno, que puede encontrarse de forma granulada o en forma de pastillas.