Enero, un mes clave para la supresión de las pistas de atletismo

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO

El Cabildo de Gran Canaria mantiene inalterable su hoja de ruta para sacar adelante el proyecto de supresión de las pistas de atletismo del estadio de Gran Canaria. Pese a la oposición política de PSOE y Nueva Canarias, y con opinión afín, según lo expresado por Fernando Bañolas, de Coalición Canaria, los plazos siguen su curso.

El consejero de Deportes, Lucas Bravo de Laguna, prevé celebrar, a finales de la semana que viene, la reunión de la mesa de contratación con el fin de estudiar los siete criterios subjetivos, antes de afrontar los objetivos, y, a final de mes, adjudicar el proyecto. Si las previsiones se cumplen, para el mes de marzo se conocerá ya el importe exacto que acarreará eliminar la superficie que ahora separa el terreno de juego de las gradas, por lo que en absoluto se descarta, como así se anunció en su día, que las obras comiencen antes de que acabe 2013.

«Lo he dicho muchas veces y no me voy a cansar de repetirlo. Estamos en una crisis económica que nos obliga a medir hasta el último euro, pero no podemos permitir que la instalación siga como está. Y entendemos, como lo hemos explicado, que es una remodelación para disfrute y mejora de las condiciones de los usuarios del estadio.

Responde al interés público y consideramos que, bajo unos parámetros lo más austeros y ajustados posibles, su amortización social queda garantizada», dijo Bravo de Laguna, quien subraya que la UD y su masa social «merecen una mejora en las condiciones de su lugar de competición».

En paralelo, tampoco se ha descuidado el frente de la torre, únicamente pendiente de un informe jurídico, ya elaborado el proyecto, para iniciar la remodelación prevista. El Cabildo cedería la explotación de la misma hasta que finalice el convenio con la UD y, solventadas ya las pequeñas discrepancias que surgieron al principio, allí quedarían instaladas distintas dependencias de la entidad.

«La torre es otra parte importante de la finalización que queremos acometer en el recinto y para nada hemos dejado de lado lo que necesitamos para arrancar las obras. Todo está practicamente ultimado estamos a falta de un último informa y, como en el caso de las pistas, somos muy optimistas y pensanmos que sacaremos adelante lo que hemos proyectado», concluyó el consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria.