En venta apartamento en Nueva York donde Greta Garbo se refugió hasta su muerte

EFE

El apartamento en Nueva York donde vivió la legendaria Greta Garbo desde 1954 hasta su muerte, en 1990, está a la venta por 5,95 millones de dólares (5,50 millones de euros). La propiedad, en la calle 52 en Manhattan y con vistas al East River, consta de tres dormitorios y tres baños, lavandería, oficina, cocina y elevador, con suelo de roble, ocupa todo el quinto piso del edificio, donde la ermitaña estrella se refugiaba para evadir a admiradores y periodistas. El amplio apartamento, que paga un mantenimiento de 9.090 dólares mensuales (8.415 euros), pertenece a su sobrina y única heredera en su testamento, Gray Reisfield, que vivió allí durante varios años con su familia, hasta que se mudó a California. Posteriormente, su sobrino nieto Derek Reisfield lo ocupó algunos años a mediados de la década de los 90 y ahora la familia ha decidido vender el que fuera hogar de la estrella de Hollywood, a quien le gustaba contemplar el paso de los barcos desde las gigantescas ventanas del apartamento. Algunas piezas de arte que pertenecieron a la actriz, que dijo adiós a Hollywood a sus 36 años, así como algunas antigüedades francesas permanecen en el lugar, pero no están incluidas en la venta, señala hoy The New York Times. Destaca además que la habitación de la actriz permanece casi intacta, con la decoración que ella eligió, en que domina el color salmón, y un armario que trajo de su hogar en Estocolmo. "Lo mejor de este apartamento es que tienes una gran vista desde cualquier habitación", dijo Reinsfield, quien asegura que la propiedad le recordada a su famosa tía el lugar donde creció en Estocolmo, cerca del agua y con mucha luz. "Ella amó a Nueva York y encontró que podía salir con relativo anonimato", indicó. Garbo fue la diva por excelencia de Hollywood pese a actuar en apenas una treintena de películas -las primeras en el cine mudo- y de no conseguir ningún Óscar de cuatro nominaciones. Nacida en Estocolmo en 1905 como Greta Lovisa Gustafsson, la actriz murió en Nueva York a los 84 años de problemas renales y neumonía.