China

En paradero desconocido el experiodista que reveló la muerte de 5 niños en un basurero

23/11/2012
ETIQUETAS:

El experiodista chino que desveló el caso de los cinco niños hallados muertos en un contenedor de basura se encuentra en paradero desconocido después de que las autoridades locales le obligaran a tomar un avión con un destino no desvelado, indicó este viernes el diario "South China Morning Post".

Li Yuanlong, que publicó en internet el caso que ha llegado a la prensa internacional, fue enviado "de vacaciones", según las autoridades de Bijie, la localidad de la sureña provincia de Guizhou donde ocurrieron los hechos.

Su hijo, Li Muzi, confirmó que ayer se llevaron a su padre al aeropuerto, donde le metieron en un avión sin dar a conocer el destino y alegando que eran unas "vacaciones".

"Mi padre me contó que recibió numerosas llamadas antes de que fueran a por él a casa", señaló Li, que estudia en Estados Unidos.

El hijo explicó que "aparentemente, (las autoridades) están tratando de impedir" que su padre ayude a otros periodistas a seguir investigando el suceso.

Li Yuanlong, experiodista del "Diario de Beiji", publicó en internet las circunstancias que llevaron a los cinco menores a morir hace una semana al refugiarse del frío en un contenedor de basura, explica el "South China Morning Post".

Los cinco niños, dos de 12 años y el resto de 9, 11 y 13, fueron encontrados el viernes pasado en un contenedor de basura en el que, según las primeras investigaciones policiales, murieron por intoxicación de monóxido de carbono.

Al parecer, los niños habrían quemado carbón para calentarse antes de morir, según el informe policial citado por la agencia oficial Xinhua.

Los menores, todos ellos varones, formaban parte de la misma familia, ya que eran hijos de tres hermanos, y llevaban tres semanas desaparecidos.

Dos de los padres de los menores emigraron desde el municipio de Bijie en busca de un empleo a la ciudad costera de Shenzhen, donde trabajan como recolectores de basura, y dejaron a sus hijos al cuidado de los abuelos o parientes lejanos, algunos de los cuales tenían diversas discapacidades, como ceguera.

La muerte de los menores llevó a que el Gobierno decidiera sancionar a ocho funcionarios, entre ellos, dos directores de colegio y diversas autoridades locales.

Pero el revuelo social que ha causado este trágico suceso ha llevado a la población a pedir la destitución del jefe del Partido Comunista de la ciudad de Bijie, Zhang Jiyong, por la falta de medidas para proteger a los "sin techo".

Las cifras oficiales indican que en China hay más de 150.000 "niños de la calle", de los que aproximadamente la mitad huyeron de su casa por disputas familiares.