En libertad con cargos el director de Trinidad, pero con orden de alejamiento de los ancianos

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria ha dejado hoy viernes en libertad al director de la residencia de ancianos Trinidad y a su hermano, si bien les imputa a ambos supuestos delitos contra la integridad moral, lesiones imprudentes y abusos sexuales. Fuentes judiciales indicaron que además los dos imputados no podrán aproximarse o comunicarse con los ancianos que hasta ayer se encontraban atendidos en la residencia, ubicada en la capital grancanaria y que fue clausurada de manera cautelar por orden de este mismo juzgado. El director y su hermano, que fueron detenidos ayer y que han pasado la noche en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Las Palmas, declararon ante el juez durante poco más de una hora y media el primero y cerca de una hora el segundo. El juez, que ha considerado que existen indicios suficientes de la comisión de los delitos que se les imputan, ha decidido mantener el secreto del sumario sobre las actuaciones. El abogado de los dos acusados, Ángel Luis Calonge, dijo en declaraciones a Efe que los dos hermanos han negado los hechos que se les imputan, si bien no ha querido precisar detalles de sus declaraciones al encontrarse las actuaciones bajo secreto del sumario. Señaló no obstante que los hechos que se investigan se producen en un contexto de conflictividad laboral "importante" como consecuencia de los despidos que se han producido en la residencia en los últimos tiempos. Sobre este aspecto ha afirmado que él mismo se estaba haciendo cargo de los trámites de cierre de la residencia, ya que no contaba con la ayuda económica necesaria para mantenerse abierta pero sí con "muchas pegas administrativas". El abogado indicó que se trata de una asociación benéfica que atendía a ancianos sin recursos económicos y ha manifestado que el centro no ha sido objeto de un expediente administrativo de clausura por parte de la comunidad autónoma, aunque sí se han sucedido muchas inspecciones que nunca han derivado en sanciones por incumplimiento de las condiciones sanitarias o higiénicas de los ancianos. Añadió que estas inspecciones sí han dado lugar a introducir mejoras en la residencia. Estas actuaciones judiciales se producen después de que los supuestos malos tratos fuesen denunciados públicamente en un programa de "Diario de...", de Telecinco, dirigido por Mercedes Milá. El Cabildo de Gran Canaria y la Consejería de Bienestar Social del Ejecutivo canario se hicieron cargo durante la tarde de ayer del realojo de los trece usuarios del centro de mayores Trinidad que permanecían ayer en sus instalaciones, que fueron derivados a otras tres residencias de la tercera edad de la isla. Por otra parte, uno de los voluntarios de la residencia de mayores, Antonio Ramírez, indicó ayer a los periodistas que estos hechos están relacionados con las rencillas laborales que parte de la plantilla mantenía con su director.