Empresa argentina lanza polémico cigarrillo electrónico pero sin nicotina

07/10/2009

A pesar de la polémica internacional por la advertencia de su uso perjudicial, una empresa argentina ha lanzado hoy al mercado su propia versión sin nicotina del "e-cigarette", un cigarrillo electrónico que pretende recrear la experiencia de fumar.

"Oxigen" es la versión argentina del cigarrillo electrónico ideado en China, pero con una importante novedad: no contiene nicotina, lo que establece una "clara diferenciación" con todos los productos comercializados en el mundo para dejar de fumar, explicó a Efe el director de mercadotecnia de la firma, Sebastián Gómez.

Este nuevo producto es un dispositivo electrónico vaporizador con forma de cigarrillo compuesto por una batería, un atomizador y un cartucho-boquilla.

Cuando el usuario inhala el dispositivo, el atomizador se activa y calienta el contenido del cartucho para generar el vapor de agua, que se desprende cuando el usuario exhala, lo que logra simular la experiencia real de fumar.

No obstante, no consideran que "la definición del cigarrillo tradicional se encuadre en lo que es este producto, ya que no contiene ningún derivado del tabaco: no hay papel, ni combustión, ni humo y, sobre todo, no posee nicotina", resaltó Gómez.

Lo que hace "Oxigen" es "semejar la experiencia de fumar, para que el consumidor pueda tener la misma experiencia que con un cigarrillo tradicional pero sin sus efectos nocivos para el organismo", advirtió.

Asimismo, al no emitir humo tradicional, ya que está compuesto por vapor de agua que se desvanece en segundos, no deja olor ni residuos en el aire, por lo que "no es perjudicial para el medio ambiente ni para terceros", comentó.

Por otra parte, los cartuchos son descartables, y equivalen aproximadamente a entre 80 y 120 inhalaciones, mientras que un cigarrillo tradicional tiene una duración de unas diez inhalaciones, con lo que cada cartucho es equivalente a diez cigarrillos tradicionales, explicaron los directivos de la firma.

Ante la polémica por la advertencia de la Organización Mundial de la Salud y la prohibición de su comercialización en países como Estados Unidos o Australia, Gómez hizo hincapié en que en otros países el disparador del conflicto fue que este producto tenía sabores que podían atraer a la población joven.

El caso de "Oxigen" es "muy diferente", aclaró Gómez, ya que no tiene nicotina y lo que aporta "el sabor y la experiencia es un líquido con certificado de calidad".

El producto, que comienza hoy a ser comercializado a través de la página web o por venta telefónica, puede ser comprado en dos variantes de precio similar.

El paquete básico es el "Box Edition", que cuesta 259 pesos (unos 67 dólares) y que incluye una boquilla porta vaporizador, una funda, una batería con su correspondiente cargador, cinco cartuchos de sabor tradicional y a menta, y un manual de usuario.

La única diferencia del paquete especial denominado "Silver Pack", que cuesta 289 pesos (unos 75 dólares), es que incluye, además de lo anterior, una caja metálica porta vaporizador y dos baterías.

En Argentina, según un estudio del Ministerio de Salud, fuma el 33 por ciento de la población adulta y mueren cada año 40.000 personas por enfermedades derivadas de esta adicción.