Empleo aparta a la jefa de la oficina local y acaba el encierro

La directora del Servicio Canario de Empleo, Soledad Monzón, decidió ayer el traslado de la jefa de la oficina de Arucas para acabar, así, con el «clima laboral inestable» que se vivía desde que cinco mujeres denunciaron acoso laboral y se encerraron como protesta. Una pesadilla que ha acabado.

Al final se llegó a un acuerdo, según la representante sindical de UGT, Susana Marrero, que señaló que Monzón tomó como medida cautelar el nombramiento de otra persona que asumirá desde hoy la dirección de la oficina mientras llegan los informes de Inspección de Trabajo y Función Pública. A su juicio, la directora del SCE, dependiente del Gobierno regional, ha adoptado esta decisión «dado el cariz que ha alcanzado el asunto». La resolución consiste en trasladar «de forma provisional» a la sede del SCE, en la capital a quien ejercía las funciones de dirección en la oficina de empleo de Arucas. Las cinco empleadas que llevaban una semana encerradas en la misma oficina están «cansadas y contentas, pero contenidas», según Marrero. Han aceptado este acuerdo porque les «interesa que el compañero que va a hacer de director conozca la realdiad de la oficina». Las afectadas presentaron varios escritos de queja en el SCE desde febrero, pero no obtuvieron respuesta. Sin embargo, desde que se encerraron, Soledad Monzón se preocupó por buscar una salida al conflicto, hasta adoptar finalmente la citada medida de manera «momentánea». Sin quejas. La sede de empleo alberga Arucas, Valleseco, Firgas, Teror y Moya y, según resaltaron las empleadas durante su protesta, «nunca ha habido ninguna queja del funcionamiento de la oficina ni por parte de usuarios ni por otras adminsitraciones». Estaban dispuestas a llegar «hasta el final» en contra del acoso laboral al que decían que estaban sometidas, exigieron respeto a su profesionalidad y, al tiempo, confiaban en que la administración resolviera su situación satisfactoriamente. «La única solución es que alguien nos escuche», alertaron, como así ha ocurrido. Ya han levantado el campamento que habían montado en la oficina y regresan por fin a sus casas.

Temas

Arucas