El volcán despide "una piedra grande"

A media mañana de este lunes se ha reactivado la erupción en El Hierro con una burbuja de gases y cenizas en la superficie del mar de Las Calmas, aunque de menor tamaño que la del sábado.

Testigos del hecho lo describen  como una "piedra enorme" -un piroclasto- que salió despedido.

El director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, ha dicho este lunes en rueda de prensa que los vecinos de La Restinga pueden acceder al pueblo durante el día, pero deben dormir fuera de la localidad.

La directora del Instituto Geográfico nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco,  ha descartado que exista una segunda erupción en el noroeste de  Frontera, según los datos intsrumentales con que cuenta. Ha subrayado que sólo se registra una erupción en el mar al sur de La Restinga y asegura que no hay erupción al noroeste de Frontera, según demuestran los datos científicos.

El IGN ha utilizado hasta ahora un sistema de  GPS para situar el foco eruptivo. Blanco anunció que en los próximos días está prevista la instalación de boyas con instrumentos de medición en el mar para triangular y situar de una manera más certera la localización exacta del foco, así como su distancia de la costa herreña.

La científica ha asegurado este lunes que la gran bubuja de gas que surgió el sábado del mar y lo ocurrido este lunes constituyen episodios de la erupción y "no una nueva fase".