El TSJC dicta un fallo pionero a favor de los músicos de hotel

ANTONIO F. DE LA GÁNDARA

El TSJC acaba de notificar una sentencia histórica para el gremio de los llamados músicos de hotel, que por primera vez ven como una segunda instancia judicial reconoce que no están sometidos al draconiano Real Decreto que rige los espectáculos públicos. Tienen derecho, pues, a contratos fijos.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en su sede de Las Palmas notificó en pasados días la sentencia de apelación que por primera vez en la historia reciente del derecho laboral admite que los llamados artistas o músicos de hotel desarrollan una actividad laboral ordinaria que no tiene que estar sometida a las condiciones que establece el Real Decreto 1435/1985, que regula la relación laboral especial de los artistas en espectáculos públicos.

El fallo admite la tesis de la abogada laboralista de Las Palmas Amalia Serrano Díaz, aquí en representación de una artista despedida por la empresa Emerald Show Case S.L., tras varios contratos temporales, de que los artistas de hotel no desarrollan la misma actividad que los artistas de espectáculos públicos propiamente dicha por cuanto lo que ofrecen son «actuaciones musicales que, salvo la variación de los temas de moda, van a reiterarse en su forma de ejecución años tras año».

Esta definición, ¿es lesiva para los profesionales? Al contrario. Al diferenciar a estos músicos de los artistas a los que el público va a ver por ser ellos quienes son y no por que reproduzcan melodías de otros, la Sala lo que está haciendo es desvincularlos en el aspecto laboral del yugo del Real Decreto que amparaba su contratación temporal sucesiva y, por tanto, les impedía adquirir derechos de antigüedad o prerrogativas como personal de plantilla a todos los efectos.

El fallo de la Sala estima el recurso de la intérprete María Isabel Vera Falcón contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de la capital grancanaria que el año pasado declaró procedente su despido por parte de la empresa Emerald Showcase S.L., uno de los mayores emporios de España en el negocio del sector de entretenimiento en la actividad turística.

Nueve años sin librar Mónica y Vicente, integrantes del dúo Green River y portavoces sindicales de los músicos de hotel en Gran Canaria, subrayaron ayer la importancia del fallo de la Sala y recordaron que ellos mismos habían ganado un pleito a la misma empresa tras nueve años sin vacaciones.