El territorio grancanario puede asimilar "5 millones de turistas"

El doctor y profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Minnesota, William C. Gartner, llamó este jueves la atención sobre la necesidad de Canarias de "responder al creciente interés de los turistas por los destinos sostenibles", un valor que "el marketing turístico no comenzó a explotar hasta finales de la década de 1980".

"Sería un error pasar por alto que el impacto de la actividad turística es cada vez más analizado por los viajeros", explicó durante su conferencia magistral sobre las convergencia entre capital de marca-destino y desarrollo sostenible en la jornada inaugural del 2º Foro Internacional de Turismo Maspalomas Costa Canaria que se celebra en Expomeloneras.

"No podemos obviar que economía, medio ambiente y desarrollo social son los tres pilares del desarrollo sostenible del turismo en cualquier parte del mundo", insistió Gartner en su primera visita a Gran Canaria.

También aportó su punto de vista en la cumbre turística el presidente del Consejo Global de Turismo Sostenible de la OMT, Luigi Cabrini, que destacó que, en general, la mejora de su sostenibilidad sigue siendo una de las asignaturas pendientes de los destinos turístico, y en concreto en las islas, que presentan una mayor fragilidad en sus recursos.

Criterios de sostenibilidad. Cabrini recordó que este consejo perteneciente a la OMT, en el que  están integrados representantes de las Naciones Unidas, universidades y del sector privado, ha elaborado un documento que define un total de 41 criterios que los destinos turísticos deben cumplir para obtener la certificación de sostenibilidad.

Estos parámetros de calidad, añadió Cabrinni, se han comenzado a aplicar en un programa piloto en el que han participado un total de catorce destinos, incluido el de Lanzarote, con el objetivo de evaluar las fortalezas y debilidades en sostenibilidad como paso previo para determinar  las posibles acciones correctivas.

En este contexto de debate sobre la sostenibilidad de los destinos isleños, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, defendió la capacidad de la Isla de elevar su techo turístico respetando la protección ambiental: "Gran Canaria recibió 3,4 millones de turistas en 2013, una cantidad que se podría elevar hasta un máximo de 5 millones de visitantes sin vulnerar su territorio, tal y como recoge el Plan Insular de Ordenación del Territorio".

El planeamiento de desarrollo urbanístico, destacó Bravo de Laguna, también contempla "la posibilidad viable desde el punto de vista ambiental de aumentar su capacidad alojativa de las 130.000 plazas turísticas actuales a las 180.000".

El presidente del Cabildo de Gran Canaria recordó que estos límites marcados en una isla de 1.600 kilómetros cuadrados "en ningún caso provocarían un desequilibrio entre sostenibilidad y ocupación turística". José Miguel Bravo de Laguna recordó que casi la mitad del territorio de Gran Canaria –en concreto el 46% de su superficie–, está declarada como Reserva de la Biosfera, en un espacio en el que solo residen 19.000 personas.