El temporal deja graves inundaciones en Castilla La Mancha y cortes ferroviarios

24/05/2007

Las fuertes lluvias afectaron hoy nuevamente a la zona centro de la península, especialmente a Castilla-La Mancha, y continúa cortado el servicio ferroviario entre Madrid, Albacete, Valencia, Alicante y Murcia, mientras que en Jaén y Almería se estableció un plan alternativo de transporte.

Las inundaciones provocaron en la región castellanomanchega, donde se activó el Plan de Emergencias, cuantiosos daños en cultivos, infraestructuras y viviendas.

Las localidades más afectadas son Alcázar de San Juan y Campo de Criptana, ambas en Ciudad Real, en las que se evacuó a varios centenares de vecinos.

El nivel del agua que desde anoche anegó barrios enteros de Alcázar de San Juan ha bajado un metro de altura, por lo que algunas de las quinientas personas evacuadas están empezando a regresar a sus casas.

El Instituto Nacional de Meteorología prevé que las lluvias pierdan intensidad en Castilla-La Mancha y que la inestabilidad se desplace al tercio norte peninsular, donde se esperan tormentas localmente fuertes, especialmente en Castilla y León y Galicia.

Ante esta situación, el Consejo de Ministros aprobará mañana un decreto ley para paliar situaciones de emergencia y naturaleza catastrófica, comunicó la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al presidente regional, José María Barrera.

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, declaró que la normalización del servicio ferroviario, con cortes por el temporal, depende de la lluvia y no predijo cuándo se restablecerá el tráfico, aunque destacó que "no se escatiman esfuerzos para solucionar el problema en la medida de lo posible".

"Si sigue lloviendo en el mismo sitio y son zonas que se inundan, hay más dificultades para volver a poner el servicio", comentó, al tiempo que dijo que, cuando se puede, se efectúan conexiones alternativas, se devuelven billetes o se canjean para otras fechas.

En cuanto a Castilla-La Mancha, la asociación agraria Asaja calcula que las lluvias torrenciales y el pedrisco dañaron más de 200.000 hectáreas de cultivo, con unas pérdidas que pueden ascender a 160 millones de euros. El Gobierno regional estimó en 136.000 las hectáreas afectadas, principalmente, viñedos.

El pleno del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) aprobó hoy por unanimidad una propuesta de la Alcaldía en la que se solicita al Gobierno que dicte un decreto ley para paliar los daños.

La localidad sufrió ayer lo que se denomina "tormenta supercélula", que sigue un comportamiento anómalo y se queda fija en una misma zona, por lo que sus efectos son "muy serios", explicó un portavoz del INM, Angel Rivera, quien habló de hasta 240 litros por metros cuadrado.

Tras activar el Plan de Emergencias, se evacuaron los cuatro barrios de Alcázar de San Juan, situados en la zona baja del municipio: La Paz, Hermanos Laguna, Porvenir y Ciudad Jardín y más de cuatrocientas personas pasaron la noche fuera de sus domicilios.

Esta mañana las autoridades locales y los servicios de emergencia de la localidad pidieron a los vecinos que no utilizasen sus vehículos, salvo en caso de urgencia, ya que estaban recibiendo avisos de personas atrapadas en los coches en las calles inundadas.

La otra localidad de Castilla-La Mancha más afectada, Campo de Criptana (Ciudad Real), amaneció con los tejados rotos de una veintena de viviendas a consecuencia de la granizada que cayó en la tarde-noche de ayer, con pedrisco del tamaño de un huevo de gallina.

Fuentes de la Policía Local informaron de que el pedrisco atascó las tuberías y los desagües del pueblo, que sigue en situación de alerta porque no deja de llover.

El pleno del Ayuntamiento local aprobó por unanimidad pedir la declaración de zona catastrófica con el fin de conseguir las ayudas necesarias para los vecinos afectados y para reparar destrozos.

Las tormentas e inundaciones afectaron también a las villas toledanas de Madridejos, Camuñas, Villafranca de los Caballeros y Quero, y las ciudadrealeñas de Villarrubia de los Ojos, donde fueron suspendidas las clases, y Herencia V.

Continúan las complicaciones del tráfico aunque sólo hay tres carreteras secundarias cortadas: la TO-3182V, en el término municipal de Camuñas, y las autonómicas CM-3158 en Quero y CM-400 en Villafranca de los Caballeros, todas en la provincia de Toledo.

En la Comunidad de Madrid, entre las nueve de la mañana y las dos de la tarde se registraron 133 accidentes de tráfico, en parte debidos a las lluvias, con el resultado de una mujer fallecida y ocho heridos leves.