El teleférico: «icono» o «disparate»

20/02/2010

La idea de instalar un teleférico entre el casco de Tejeda y la base del Roque Nublo no ha dejado indiferente a nadie. Donde unos ven un nuevo «icono turístico» de la Isla, otros observan «un disparate». Y el Cabildo y el Ayuntamiento de Tejeda consideran que debe estudiarse su viabilidad.

La patronal de Hostelería y Turismo a favor, los ecologistas en contra y los políticos nadando y guardando la ropa. La propuesta del ingeniero Rafael Cabrera de instalar un teleférico entre el casco urbano de Tejeda y la base del Roque Nublo no ha dejado indiferente a nadie y desde el Cabildo y el ayuntamiento cumbrero se apuesta por estudiar su viabilidad económica y medioambiental antes de adoptar cualquier decisión.
La posibilidad de ver un funicular con capacidad para 40 personas subiendo desde los 1.060 metros de altitud del casco de Tejeda a los 1.630 del Roque Nublo es descartada de antemano por la federación ecologista Ben Magec, que considera inviable la idea por la protección medioambiental del Parque Rural del Nublo. En el extremo contrario se sitúa la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de la provincia de Las Palmas, que cree ver en el teleférico un nuevo «icono turístico» de Gran Canaria capaz de atraer a la Cumbre a miles de turistas deseosos de sobrevolar la cuenca de Tejeda. El viaje duraría entre siete y ocho minutos.
La cautela llega de las administraciones públicas. Para el vicepresidente del Cabildo, Román Rodríguez, la idea «merece ser estudiada» para saber si es viable «económica y medioambientalmente». En todo caso, se trata de una propuesta que debería financiar la iniciativa privada, expuso. El coste estimado es de 15 millones de euros.
En la misma línea se pronunció el presidente del Patronato de Turismo de Gran Canaria, Roberto Moreno, que entiende que «es una idea interesante» que necesita todavía de varios estudios previos para determinar su viabilidad. A su juicio, «cualquier infraestructura llamativa puede ser un atractivo», aunque el Roque Nublo «ya es de por sí un atractivo turístico de la Isla y hay que preservarlo».

Ayuntamiento. 
La alcaldesa de Tejeda, Encarna Domínguez, apuesta por «madurar la idea», que cree «ingeniosa», y por «ver en detalle los posibles impactos» antes de guardarla en el cajón del olvido o apostar por ella.

 

Ben Magec: "No cabe". La federación ecologista Ben Magec lo tiene claro. «Es un disparate que no cabe en el Parque Rural del Nublo», en palabras de su portavoz, Roberto Martín, que considera que la propuesta del ingeniero Rafael Cabrera «no tiene mayor sustento».
Según Martín, la construcción de un teleférico de 2.560 metros de longitud para ir del casco urbano de Tejeda a la base del Roque Nublo «no es lo que necesita la zona de Cumbre para evitar el éxodo de sus vecinos», sino un mayor apoyo público al sector primario, en particular a la agricultura, y más inversión en la calidad de vida de los residentes.
El portavoz de Ben Magec advirtió de los efectos a corto y largo plazo sobre el medio ambiente de «actuaciones turísticas estrella», como calificó a esta propuesta, en particular el impacto del tránsito de personas por el icono paisajístico de la Isla que es el Roque Nublo. «Provocaría más daños que los que ya recibe el monolito de piedra», auguró.
Asimismo, Martín recordó que en la década de los 70 del siglo pasado también se ideó la creación de un teleférico entre el Puerto de Las Nieves, en Agaete, y el pinar de Tamadaba, una propuesta que nunca se materializó «afortunadamente».
En cualquier caso, el portavoz de la federación ecologista entiende que el documento de ordenación del Parque Rural del Nublo «hace inviable la propuesta» que, además, no patrocina, de momento, ninguna administración.