El Subaru Forester estrena motor bóxer

El propulsor de tercera generación, ligero y compacto, posee un centro de gravedad bajo y un gran equilibrio de vibración.

A.M.

Subaru tiene al motor bóxer como su principal seña de identidad, desde la que se transmiten sus principales cualidades de alto rendimiento dinámico, seguridad y tracción integral simétrica. De hecho, es la marca que más propulsores con esta arquitectura ha fabricado en el mundo, ya que cuenta con más de doce millones de unidades construidas a lo largo de su historia. Hace 21 años, Subaru lanzó la segunda generación de esta mecánica, montada en el modelo Legacy, después de haber comercializado la primera desde 1966. No cabe duda de que, después de la aparición de la versión diesel en 2008, la primera de estas características aplicada a un turismo, las características de estos propulsores se han conocido más en España. Ahora Fuji Heavy Industries, fabricante de Subaru, decide que es la hora de poner en el mercado un nuevo bóxer de gasolina para introducirlo en su modelo Forester. Éste ha sido renovado por completo a partir de su estructura básica. Todas las ventajas de la disposición horizontalmente opuesta se mantienen: ligero, compacto, bajo centro de gravedad y soberbio equilibrio de vibración. Éstas son las tres mejoras más importantes de la tercera generación. La aparición de este propulsor mejora en los consumos en un 10%. El par aumenta con la prolongación de la carrera del motor, mejorándolo en bajos y medios regímenes de revoluciones. También se han visto reducidas las emisiones un 10%, gracias a la prolongación de la carrera, la cámara de combustión compacta y el nuevo sistema de admisión-escape. El nuevo Forester, además de incorporar este importante cambio de motor, incorpora algunas mejoras también en el diseño. Cabe destacar, entre otros elementos, la parrilla frontal, los intermitentes incorporados en los espejos retrovisores, las llantas de aleación de diecisiete pulgadas. Todas estas importantes aportaciones no tienen reflejo en el precio.