El pulso en el PP canario queda entre Antona y Tavío

La pugna por presidir el Partido Popular en Canarias se reduce a un mano a mano entre Asier Antona y Cristina Tavío. La renuncia de Juan José Cardona, y la integración de Enrique Hernández Bento en la candidatura de la política tinerfeña, convierten la carrera electoral de los conservadores en una puja a dos frentes.

El embudo se hace más estrecho en la elección del próximo presidente del Partido Popular en las Islas. Los afiliados inscritos para votar en las urnas que estarán en las sedes del partido en las Islas solo tendrán dos papeletas, las de Asier Antona y las de Cristina Tavío. Cardona amaneció anunciando su renuncia, a pesar de que Tavío le había pedido que hiciera lo que sí hizo Enrique Hernández Bento, integrarse en su candidatura.

Este hecho puede recortar las opciones de Asier Antona de llegar al congreso del 17 y 18 de marzo como candidato único. El primer corte en las urnas podría dejarle solo en la carrera, pero debe lograr tres requisitos: más del 50% de los votos, imponerse en cuatro islas y sumar 15 puntos más que su rival.

Si las candidaturas de la oposición hubieran seguido atomizadas en tres frentes, eso hubiera facilitado el camino al actual presidente regional, que controla orgánicamente, al menos, Gran Canaria, La Palma, El Hierro y La Gomera. Ahora, en uno contra uno, el obtener 15 puntos de diferencia es notablemente más complicado.

La renuncia de Cardona, no obstante, no satisface tampoco al otro bando. Aunque tanto Tavío como Bento han agradecido su tarea al exalcalde de Las Palmas de Gran Canaria y le han reiterado la propuesta de compartir plancha, se han dado ciertos movimientos que se interpretan como una maniobra de aproximación a Asier Antona. "No creemos que vaya a ser así. Él fue el primero en presentarse y en señalar los problemas que ha ocasionado al partido el presidente interino", comentó Tavío.

Sin embargo, desde dentro del PP se habla de varias peticiones realizadas en los últimos meses por el ya exprecandidato para ocupar puestos orgánicos de relevancia o en el Puerto. Antona, por contra, tenía a Cardona por una figura valida para su proyecto pero las acusaciones de este durante este proceso hacen que le cierre la puerta en las narices.

Tanto Tavío como Bento prometen dar guerra. La política tinerfeña ha significado que Antona "ha empezado este proceso haciendo trampas", sosteniendo las acusaciones de presentar una alta cantidad de avales inválidos el pasado martes. La actual vicepresidenta del Parlamento de Canarias le dice al líder regional del PP que "por mucho que aparente triunfo, no vale todo". Tavío y Bento afirman que exigirán representación en las mesas el día de las elecciones, pero congelan las acciones jurídicas.