El puerto de Tarfaya estará operativo a principios de 2015

20/11/2014

La línea marítima Puerto del Rosario-Tarfaya podría volver a ser una realidad el próximo año. El cónsul de Marruecos, Ahmed Moussa, explicó ayer en el SALT que las obras del muelle de Tarfaya se hallan a más del 75% de su ejecución y que podrían estar finalizadas en el primer trimestre de 2015 o, incluso, a final de este mismo año.

El muelle de Tarfaya podría estar listo para entrar en servicio y recibir buques a lo largo del primer trimestre de 2015, si bien Marruecos trabaja para que las obras estén terminadas a finales de este mismo año. Así lo confirmó ayer el cónsul del Reino de Marruecos en Canarias, Ahmed Moussa, tras la inauguración de del Salón Atlántico de Logística y Transporte (SALT), que se desarrolla en el Parque Tecnológico bajo la organización del Clúster Canario de Transporte y Logística, que preside Francisco Javier Santana, en colaboración con el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Fuerteventura.

«Los trabajos del puerto están muy avanzados, superando el 75%. Hay una fuerte voluntad desde las dos partes para inaugurar la línea lo antes posible porque será un universo de oportunidades», señaló el cónsul.  Moussa añadió que repercutirá «en las relaciones humanas entre Canarias y África, pero también en el transporte, la logística, las inversiones, el turismo y los intercambios comerciales, hay grandes sectores en cantera que son una oportunidad para la internacionalización». La línea de Tarfaya, añadió Moussa, «no solo garantizará la conectividad con Marruecos, sino la terrestre con el resto del África subsahariana: Mauritania, Senegal, Gambia, estos países con los que ya hay carretera».

El cónsul visitó el SALT en compañía de una delegación de altos cargos del Ministerio de Transporte de Marruecos. También asistió el alcalde de Tarfaya, Ahmed Azergui, que defendió «una mayor cooperación con Canarias que permita invertir en las energías y recursos disponibles y lograr intercambios comerciales, culturales y turísticos más amplios y fructíferos, pero sobre todo equitativos para los habitantes del sur de Marruecos y de Canarias».

Por su parte, el consejero de Transportes del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, apostó por agilizar la burocracia para que la conexión marítima se ponga en marcha desde que se terminen las obras del muelle. En este sentido, «se ha acordado con el ministro de Transporte de Marruecos una comisión mixta canario-marroquí con todos los técnicos necesarios para agilizar los procedimientos en aduanas, asuntos fitosanitarios, visados, etcétera». 

Comercio con la Península vía Marruecos. Según Younes Tazi, director general de la Agencia Marroquí de Desarrollo de la Logística (AMDL), la línea de Tarfaya será «un enorme potencial para los intercambios entre Marruecos, sobre todo la región del sur, y Canarias». «Es absurdo que las mercancías tengan que ir a la Península para luego llegar a Canarias estando a 80 kilómetros las costas marroquí y canaria». En este sentido, la línea será «una enorme ventaja que reducirá costes logísticos». Por último, se abre la opción del transporte intermodal marítimo-terrestre entre la Península y Canarias, esto es, intercambios comerciales vía Marruecos, «lo que puede ser una alternativa al transporte meramente marítimo».