El puente que da acceso al cementerio de Tenoya se abre este sábado

EUROPA PRESS

La Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias abrirá este sábado al tráfico el puente que da acceso al cementerio de Tenoya, en Las Palmas de Gran Canaria. La puesta en servicio de la nueva estructura tendrá lugar a las 09.00 horas, informó el Ejecutivo regional en un comunicado. El singular puente, que permitirá restituir el acceso al cementerio, que había sido desviado por las obras de la IV Fase de la Circunvalación, tiene dos carriles, uno por cada sentido de circulación. La estructura, que pasa sobre el tronco de la IV Fase, tiene 87 metros de largo y 40 de alto, y está compuesta por un solo arco, que se apoya únicamente en los estribos, sin pilas intermedias. La apertura de este puente permitirá a la empresa que ejecuta la última fase de la Circunvalación continuar los desmontes de tierra para acceder al viaducto que cruzará el barranco de Tenoya, de 528 metros de largo y 110 de alto, que se encuentra ya bastante avanzado, con tres pilas terminadas y la cuarta en construcción. Por su parte, la IV Fase de Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria, que abarca el tramo Tamaraceite - Tenoya - costa de Arucas, conectará la Fase I con la carretera GC-2 a la altura del actual enlace de Arucas, uniendo el municipio de Las Palmas de Gran Canaria con el de Arucas por el interior. Este último tramo de la Circunvalación, que viene a cerrar el anillo viario en torno a la capital grancanaria, mejorará de forma significativa las comunicaciones en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria, así como su conexión con otros puntos de la isla, especialmente con el Norte, al tiempo que mitigará la congestión de tráfico en puntos neurálgicos de la ciudad como la Plaza de América, los túneles de Julio Luengo, y el nudo de Torre Las Palmas, reduciendo las distancias, los tiempos de espera y la consiguiente contaminación, un efecto positivo similar al producido con la apertura de las tres fases ya en servicio.

Se estima que unos 40.000 vehículos circularán a diario por el nuevo tramo cuando esté en servicio. En total van a ser construidos 6,8 kilómetros de autovía, con dos calzadas de dos carriles cada una, sin contar la longitud de los ramales de conexión y de las vías auxiliares, que suman 11,3 kilómetros más, lo que hace un total de 18,1 kilómetros. A lo largo del tramo se construirán seis enlaces, nueve viaductos, un túnel artificial y la duplicación del existente en Tenoya, lo que solucionará uno de los puntos negros más importantes de la red viaria actual. Así mismo, el proyecto incluye cuatro pasos superiores, seis inferiores, ocho glorietas y las correspondientes obras de iluminación, drenaje, reposición de servicios, señalización y balizamiento. Las obras están siendo ejecutadas por la UTE formada por ACCIONA INFRAESTRUCTURAS S.A. - LOPESAN ASFALTOS Y CONSTRUCCIONES S.A. y TRANSPORTES Y EXCAVACIONES ESPINO FLORES S.L., por un presupuesto de 91.103.184 euros y un plazo de ejecución de 42 meses. Además, el proyecto forma parte del convenio de colaboración en materia de carreteras suscrito entre el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Fomento. El trazado del tronco de la IV Fase de la Circunvalación sitúa su origen en la intersección de la Fase I con la carretera Teror - Tamaraceite. Tras su inicio, el trazado rectificará en una longitud de 850 metros la I Fase para tomar dirección Noroeste y discurrir entre Las Mesas Bajas y Tenoya, donde se sitúa el enlace que dará acceso a ambas poblaciones. A partir de este punto, en el que el terreno pasa a ser más accidentado, se construirá un viaducto de 150 metros de longitud para salvar el barranquillo de Tenoya. A continuación la vía cruzará el barranco de Tenoya con otro viaducto (el mayor del proyecto), de 528 metros de longitud y un altura de 110 metros sobre el fondo del barranco. Seguidamente la vía atravesará Lomo Grande mediante un falso túnel de 207 metros de longitud, y el barranquillo de La Dehesa a través de un viaducto de 380 metros de largo. Luego, el trazado cruzará en terraplén el paraje denominado La Herradura, en donde ha sido proyectado un segundo enlace que permitirá el acceso a las poblaciones de Cardones y Santidad, en el municipio de Arucas. Asimismo, una vez superado este enlace, la autovía discurrirá por un ligero desmonte de 250 metros de longitud hasta alcanzar el barranco de Arucas, al que salva mediante un viaducto de 150 metros de longitud. A partir de este punto el trazado tomará sentido Norte, discurriendo por el Este de la ciudad de Arucas, situando el enlace que da acceso a la citada población a través de la carretera GC-20. Superado el enlace, la traza discurrirá en desmonte hasta llegar a un semienlace que permitirá el acceso de Cardones a la autovía, así como su conexión con el enlace de Arucas mediante un vial auxiliar, y la conexión con el semienlace Cardones - Santidad a través de otra vía auxiliar que discurrirá próxima a la carretera GC-302. En los últimos 1.200 metros del tramo el trazado continuará en desmonte hasta conectar con la carretera GC-2, donde se sitúa el último enlace, Arucas costa, que permitirá todos los movimientos de la GC-2 con la nueva autovía.

Temas

Arucas