El PSOE palmero exige un Catálogo de Especies Protegidas avalado por científicos

07/04/2010

El PSC-PSOE en el Cabildo de La Palma ha presentado una moción institucional en defensa de la confección de un nuevo Catálogo Canario de Especies Protegidas que ofrezca garantías jurídicas y aval científico.

Los socialistas solicitan a la corporación insular que apoye la retirada de la controvertida proposición de ley presentada en el Parlamento regional por Coalición Canaria, "que ha recibido una lluvia de críticas desde el ámbito científico".

En la propuesta se recuerda la importancia de proteger y conservar el extraordinario pero frágil patrimonio natural y la biodiversidad del Archipiélago mediante instrumentos jurídico-técnicos.

Por ello, el grupo Socialista solicita al Cabildo insular que pida al Parlamento canario la retirada de la proposición de Ley del nuevo Catálogo de Especies Amenazadas.

Al mismo tiempo, requiere a la corporación insular que inste al Ejecutivo de Canarias a que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial elabore un nuevo catálogo asesorado por científicos, universidades y asociaciones según las bases participativas acordadas en el Convenio de Aarhus.

En la iniciativa presentada se reclama asimismo, que el Cabildo inste a los organismos competentes a mantener el actual catálogo mientras se actualizan el estatal y el canario.

A juicio de los socialistas, éste último deberá incluir las especies, subespecies o poblaciones cuya protección efectiva exija la adopción de medidas específicas por parte de las administraciones públicas, "las cuales no deben consistir sólo en medidas de carácter preventivo sino también positivas para remediar los factores de amenaza de las flora y fauna y sobre sus hábitats", explican.

La presidenta del grupo socialista en el Cabildo palmero, Mercedes Coello, asegura en un comunicado, que "nunca una proposición de Ley en el Parlamento regional ha concitado un rechazo social tan grande como ésta".

"Muchas han sido las instituciones, organizaciones y personalidades que se han pronunciado en su contra y solicitado su retirada, desde el Cabildo de Fuerteventura que ha aprobado esta moción institucional, hasta la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), de la que forma parte el propio Gobierno de Canarias, a través de su Comité Español, y en cuya Junta Directiva se encuentran representantes del Ministerio de Medio Ambiente, de otras comunidades autónomas, de la Fundación Naturaleza y Hombre y de la Fundación Biodiversidad, además de varias asociaciones", afirma.

En la misma línea se han manifestado las universidades canarias -recuerda Coello-, y el director del Jardín Botánico Canario "Viera y Clavijo", David Bramwell, Premio César Manrique de Medio Ambiente.

Según Coello, Bramwell afirmaba que "la comunidad científica con mejor conocimiento de nuestra flora no ha sido consultada en la elaboración del nuevo catálogo" y que ha señalado que el nuevo documento tiene "poco rigor científico, no hace más que retroceder la conservación de la flora a más de 20 años".

Una disconformidad que ha sido refrendada también por el ex consejeros de Medioambiente del Gobierno canario y el ex Director de la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Faustino García, asegura Coello.

Además, la consejera en el Cabildo de La Palma advierte de que el Consejo Consultivo de Canarias reconoce que la fórmula elegida -Proposición de Ley- no es la adecuada y sugiere como vía correcta el rango jurídico de Decreto u Orden, al igual que ha hecho el Gobierno Central y la totalidad de comunidades autónomas.

Por todo ello, Mercedes Coello pide la retirada de la propuesta y que el Ejecutivo regional "cumpla con su obligación de consultar tan importante documento con la comunidad científica y con la ciudadanía en general".