El PSOE exige a Rajoy una urgente explicación "por los casos de corrupción del PP en Canarias" y pide responsabilidades políticas

01/03/2006

El Partido Socialista, a nivel federal, ya ha reaccionado a la detención de la concejal de Obras Públicas de Telde, María Antonia Torres, del Partido Popular. En un comunicado remitido a ACN Press, el secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Alfonso Perales, ha exigido hoy "explicaciones" a Mariano Rajoy, "por los casos de corrupción que están salpicando a su partido en Canarias" y cuya lista se ha engrosado esta mañana con la detención de Torres, su marido y otro funcionario del Ayuntamiento de Telde, acusados de un presunto delito de corrupción por cobro de comisiones a cambio de la adjudicación de obras.

ETIQUETAS:

Perales consideró que "es urgente que el Presidente del PP asuma la gravedad de estos comportamientos, los censure públicamente y adopte las medidas disciplinarias, que exigen hechos como éste". El dirigente socialista ha asegurado que "el PP tiene la obligación de dar una respuesta clara a esta segunda detención, por parte de la Policía, de un alto cargo del PP en Canarias, vinculado a un presunto caso de corrupción". Por ello, añadió Perales, "el PP debe pedir excusas y asumir su responsabilidad política".

Perales ha recriminado a Rajoy que "no haya abierto aún la boca para condenar este tipo de actuaciones corruptas", al tiempo que le reclamó que "haga frente a esta grave crisis, si no quiere que se cree alarma entre los ciudadanos ante unos comportamientos que pueden trasladar la idea de que esa es la forma habitual de hacer política del PP en Canarias".

"En este caso de Telde, sería además escandaloso que el máximo responsable del Partido Popular permaneciera en silencio cuando la supuesta delincuente es alguien que desempeña un cargo institucional, bajo las siglas de su partido". Perales consideró que, "Rajoy tiene que poner orden en su partido y, además de atajar y barrer la corrupción dentro de sus filas, controlar, de paso, las campañas delictivas de Nuevas Generaciones en Castilla y León y, en definitiva, reconducir su propia estrategia de crispación".