El PSOE culpa a la alcaldesa de su salida

G. F. / C. G. O

El PSOE dejó este martes el gobierno y culpa de su salida a la alcaldesa, Carmen Hernández, de NC, a quien acusa de ser «el problema de Telde». Alejandro Ramos, líder socialista, denunció que a su grupo se le sometió «a un tercer grado». Tildó de «mentiras» y «estupideces» las razones de Hernández para quitarle la Asesoría Jurídica. Con la misma humildad que llegamos, hemos decidido marcharnos». Así empezó su comparecencia Alejandro Ramos, en una sede abarrotada y flanqueado por los otros tres ediles del grupo, uniformados de rojo y negro. «La idea fundamental es que los socialistas hemos venido a servir a la ciudad, y no a ser serviles de nadie», explicó antes de subrayar que el motivo último de esta salida es la «decisión unilateral» de la alcaldesa, adoptada el pasado lunes, de apartar al PSOE de la Asesoría Jurídica pese a que fue una de las competencias que se le asignaron en el pacto de mandato que firmaron en 2015. Sus reproches se centraron en la regidora. «No ha sido fácil el devenir diario con la alcaldesa, que parece llevar en su ADN un constante intento de doblegar a las fuerzas políticas» con las que gobierna. Dijo más: «Carmen Rosa Hernández Jorge se ha convertido en un problema, ella es el problema de Telde». Insistió en que los socialistas siguen apostando por «un gobierno progresista», pero «lo han tirado por la borda los miedos e incertidumbres de alguien que creímos que tenía la capacidad y el liderazgo necesario para afrontar la situación». Entre otras cosas, la acusó de haber negociado acuerdos con Se Puede Ganar y con CC sin contar con el PSOE. Ramos calificó las «disfunciones» alegadas por Hernández en ese departamento de «mentiras» y «estupideces». Aseguró que «no hay causa real» y lo encuadró dentro de una estrategia. «Pondrán en marcha el ventilador para echarnos porquería, pero nos vamos con la conciencia tranquila y la cabeza alta, la gente está con nosotros». Sobre la asesoría quiso dejar claro que el «único abogado que se sienta en el Salón de Plenos» es él y subrayó que «jamás» la ha usado «como herramienta de chanchullos ni favoritismos». En cambio, insinuó que el interés de Hernández por hacerse con la asesoría tiene que ver con el «pufo» del expediente para contratar el concierto de Carlos Jean, en verano, en Melenara, «que está judicializado», o para controlar los convenios que el Ayuntamiento firma con instituciones o empresas y que suponen ingresos para la Corporación. «Este miércoles hubo lágrimas en la asesoría, nunca presioné para firmar un informe ni cambiar un criterio».