El PSOE atiende en la calle en Agaete

En el municipio grancanario de Agaete sólo hay dos partidos con representación. El PP, con siete concejales, mayoría absoluta y la Alcaldía en manos de Antonio Calcines; y el PSOE, con seis ediles. La confrontación entre ambas formaciones se palpa en la calle.

A falta de despacho en las dependencias municipales, los concejales del PSOE en Agaete salieron ayer a la calle para atender a los ciudadanos, una acción de protesta que repetirán todos los miércoles, o por lo menos hasta que el alcalde cambie de opinión. Y es que Antonio Calcines, del PP, ha negado al grupo socialista un espacio en las dependencias consistoriales. El primer edil alega que «no hay espacio», y asegura que «los propios trabajadores del Ayuntamiento están hacinados».

Sin embargo, los concejales socialistas niegan las palabras del alcalde. «Hay espacio, hay despachos vacíos, puedes entrar y verlo», asegura Juan Ramón Martín desde los jardines que hay delante del Ayuntamiento de Agaete. Unos pocos metros al aire libre donde ayer recogieron firmas de apoyo y escucharon a los vecinos.

«Por ley nos corresponde un espacio en el Ayuntamiento», afirma Martín. Sin embargo, entiende que el alcalde, en vez de respetar los derechos de la oposición, «encabeza una persecución política contra nosotros».

La tensión se palpaba ayer en la calle. Muchos vecinos decían tener miedo a hablar, «por las represalias», aunque los concejales socialistas afirmaban que «son muchos los vecinos que están cansados» del enfrentamiento político que vive este pequeño municipio, en el que todos se conocen. Pero los socialistas «no vamos a estar cruzados de brazos». Una nueva actitud que «puede sorprender al alcalde». «Le molesta que denunciemos cosas que, por un error nuestro, antes no se estaban trabajando», en palabras de Juan Ramón Martín que ayer, junto al resto de los concejales socialistas, marcó un antes y un después en la vida política de Agaete.

Temas

Agaete