El príncipe Friso de Holanda sigue estable aunque su vida aún corre peligro

EFE

El príncipe Johan Friso de Holanda sigue en estado grave y su vida sigue corriendo peligro tras quedar atrapado ayer por un alud de nieve en los alpes austríacos, según informó hoy la agencia APA citando un comunicado del Gobierno holandés.

El príncipe ha pasado la noche tranquilo en el hospital universitario de Innsbruck, donde fue ingresado ayer, y su estado, dentro de la gravedad, es estable.

La madre del príncipe, la reina Beatriz, y su esposa, Mabel Wisse Smit, están desde ayer en el hospital acompañando al herido.

El accidente se produjo cuando Friso de Holanda esquiaba fuera de las pistas de la estación de Lech junto a un acompañante, en una zona donde se había decretado un alto riesgo de avalanchas.

El príncipe, de 43 años, estuvo 20 minutos bajo la nieve y tras ser rescatado tuvo que ser reanimado por los servicios de rescate, según informó la televisión pública holandesa (NOS).

La Fiscalía de Feldkirch, en la región de Vorarlberg, donde se produjo el accidente, ha abierto una investigación rutinaria sobre las causas de la avalancha.