El presidente de la República Árabe Saharaui pide a España que abandone su "ambigüedad"

09/04/2009

El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, ha pedido al Gobierno de España que abandone su "ambigüedad" en el conflicto del Sahara Occidental.

En una entrevista con periodistas españoles desplazados a los campos de refugiados de Argelia, Abdelaziz ha mostrado su preocupación por la escasa transparencia y la posición "nada clara" del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en el conflicto que mantienen Marruecos y el pueblo saharaui desde hace 33 años.

En su opinión, el Gobierno español debería exigir "el respeto a la legislación internacional y presionar a Marruecos para que abandone su estrategia continuada de violación de los derechos humanos de los saharauis."

Abdelaziz ha agradecido, a los cerca de 2.500 españoles que se han desplazado a los campos de refugiados, la formación mañana de una cadena humana frente al muro militar marroquí para pedir un referéndum que "conduzca a su independencia y el fin de la ocupación".

El presidente de la RASD opina que España debe aprovechar la presidencia de turno de la UE que ostentará en el primer semestre de 2010 para poner el conflicto del Sahara Occidental en la agenda de los países europeos.

Tras recordar que España tiene en sus manos gran parte de la solución del conflicto, Abdelaziz ha indicado que no encuentra "explicaciones a la ambigüedad que mantiene el Ejecutivo de Zapatero", al que ha pedido que cese en su política de concesiones a Marruecos.

Sobre el informe que el próximo martes presentará el nuevo enviado del secretario general de la ONU para el Sahara Occidental, el norteamericano Christopher Ross, ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Abdelaziz ha opinado que éste instará a las partes a continuar negociando y espera que incluya la exigencia de que Marruecos respete los derechos humanos.

Así mismo, ha pedido que el informe recoja una ampliación de competencias de la Misión de las Naciones Unidas para el Sahara Occidental (MINURSO) para que pueda garantizar el respeto de los derechos humanos en los territorios ocupados por Marruecos.

Abdelaziz espera también que el informe mencione "la explotación ilegítima que realiza este país de los recursos naturales del Sahara Occidental".

El Presidente ha añadido que el Frente Polisario está dispuesto a negociar "todo lo que conduzca a una solución pacífica" del conflicto y ha advertido que el paso del tiempo está haciendo mella en la población, especialmente entre los más jóvenes, que están dispuestos a coger las armas.

Según ha dicho, el único principio al que el Frente Polisario no está dispuesto a renunciar es al derecho del pueblo saharaui decidir su futuro en referéndum, todo lo demás "se puede hablar", ha añadido.

A pesar de los escasos avances obtenidos en la solución de este conflicto, Abdelaziz ha asegurado que seguirá apostando por una vía pacífica, siempre y cuando la ONU mantenga la seriedad de su trabajo.

Además, ha opinado que la "credibilidad" de esta organización depende en gran medida de la solución que finalmente se de al conflicto del Sahara Occidental.